FANDOM


                                 Yûnus
Revelada en la Meca. 
Relata la historia del Profeta Jonás y la importancia del monoteísmo. 
Consta de 109 aleyas. 
Basmallah

1. Alif . Lâm . Râ' . Éstos son los preceptos del Libro sabio [que comprende la Ley Divina de Allah].

2. ¿Acaso se sorprenden que le hayamos concedido la revelación a uno de ellos para que advierta a los hombres y albricie a los creyentes que por sus buenas obras obtendrán una hermosa recompensa de su Señor? Los incrédulos dicen: Por cierto que éste [el Profeta Muhammad] es un mago evidente.

3. Ciertamente vuestro Señor es Allah. Creó los cielos y la Tierra en seis días, y luego se estableció sobre el Trono. Él es Quien decide todos los asuntos; nadie podrá interceder ante Él sin su permiso. Éste es Allah vuestro Señor, adoradle pues. ¿Es que no reflexionáis?

4. Ante Él deberán comparecer todos, pues la promesa de Allah es verdadera. Él es Quien origina la creación y luego la reproduce [el Día de la Resurrección ] para retribuir con equidad a los creyentes que obraron rectamente. En cambio, los incrédulos beberán agua hirviendo y recibirán un castigo doloroso por su incredulidad.

5. Él es Quien hizo que el Sol tuviese luz propia y determinó que la Luna reflejase su luz en distintas fases para que podáis computar el número de años y los meses. Allah no creó esto sino con un fin justo y verdadero; y aclara los signos para quienes los comprenden.

6. En la sucesión de la noche y el día y en lo que Allah ha creado en los cielos y en la Tierra hay signos para los piadosos.

7. Hay quienes no esperan comparecer ante Nosotros, se complacen con la vida mundanal, se sienten satisfechos en ella, y son indiferentes con Nuestros signos.

8. La morada de éstos será el Fuego por cuanto cometieron.

9. Y a quienes crean y obren rectamente, su Señor los guiará hacia el camino que conduce a los Jardines de las Delicias por donde corren los ríos.

10. Invocarán [en el Paraíso]: ¡Oh, Allah! ¡Glorificado seas! Y el saludo entre ellos será: ¡Paz! Y al finalizar sus súplicas dirán: ¡Alabado sea Allah, Señor del Universo!

11. Si Allah se apresurara en castigar a los hombres de la misma forma que a éstos les urge procurar el bien ya les habría llegado su hora [el castigo]. Pero abandonamos a quienes no esperan comparecer ante Nosotros vacilantes en su extravío.

12. Cuando al hombre le acontece un mal Nos implora recostado, sentado o de pie. Pero, en cuanto lo libramos de él, se comporta olvidándose que Nos había invocado. Así hemos dejado que los transgresores vean sus malas obras como buenas.

13. Por cierto que destruimos a muchas generaciones que os precedieron debido a su iniquidad. Sus Mensajeros se presentaron ante ellos con las evidencias pero no les creyeron. Así castigamos a los pecadores.

14. Hicimos que vosotros os sucedierais unos a otros en la Tierra , para observar cómo obrabais.

15. Cuando se les recitan Nuestros claros preceptos, quienes no esperan comparecer ante Nosotros dicen: Tráenos otro Corán distinto o modifícalo. Diles [¡Oh, Muhammad!]: No me es permitido modificarlo, sólo sigo lo que me ha sido revelado. Por cierto que temo que si desobedezco a mi Señor me azote el castigo de un día terrible.

16. Di: [Acaso no reflexionáis que] Si Allah no hubiera querido no os lo habría dado a conocer [el Corán], y yo no os lo habría recitado. Vosotros bien conocéis mi lealtad y confiabilidad, puesto que viví muchos años entre vosotros antes de la revelación.

17. ¿Hay alguien más inicuo que quien inventa mentiras acerca de Allah y niega Sus signos? Por cierto que los pecadores no tendrán éxito.

18. Adoran en vez de Allah lo que no puede perjudicarles ni beneficiarles en nada, y dicen: Éstos son nuestros intercesores ante Allah. Diles: ¿Acaso pretendéis informarle a Allah algo que suceda en los cielos o en la Tierra que Él no sepa? ¡Glorificado sea! Él está por encima de lo que Le asocian.

19. Los hombres constituían una sola nación [monoteísta], pero luego discreparon y se dividieron. Si no fuera por el designio de tu Señor, ya habrían sido juzgados.

20. Dicen: ¿Por qué no se le ha concedido [a Muhammad] un milagro de su Señor? Di: El conocimiento de lo oculto pertenece sólo a Allah. Aguardad [el Día del Juicio], yo también lo aguardo.

21. Cuando agraciamos a los hombres con una misericordia después de haber padecido alguna adversidad no agradecen Nuestro favor. Diles: Allah os retribuirá por todo lo que hagáis. Nuestros emisarios [los Ángeles] registran cuánto hacéis.

22. Él es Quien hizo posible que transitaseis por la tierra y por el mar. Y cuando os encontráis en los barcos y navegáis con buenos vientos os contentáis por ello. Mas si os sacude una fuerte tormenta golpeándoos las olas por todos lados y pensáis que no tenéis salvación, entonces invocáis a Allah con toda sinceridad diciendo: Si nos salvas de ésta nos contaremos entre los agradecidos.

23. Pero cuando Allah les salva, Le desobedecen nuevamente corrompiendo la Tierra con injusticia. ¡Oh, hombres! Vuestra corrupción recaerá sobre vosotros mismos. Sólo disfrutaréis del placer transitorio de esta vida, luego compareceréis ante Nosotros y os comunicaremos cuanto hacíais.

24. Por cierto que la vida mundanal es como el agua que hacemos descender del cielo con la que se irrigan los cultivos de la tierra, de los cuales se alimentan los hombres y los animales. Cuando los frutos maduran, la tierra, se embellece, y piensan los hombres que pueden disponer de ella, entonces arrasamos los cultivos de noche o de día devastando la tierra como si no hubiera sido cultivada. Así aclaramos los signos para quienes reflexionan.

25. Allah convoca a la morada donde reina la paz [el Paraíso] y guía a quien Le place hacia el sendero recto.

26. Quienes obren el bien obtendrán la mejor recompensa [el Paraíso] y una gracia aún mayor [contemplar a Allah]. No sentirán pesar ni humillación, y ellos serán los moradores del Paraíso donde vivirán eternamente.

27. Pero quienes hayan obrado el mal solamente, serán castigados acorde a él. Sentirán humillación, y no encontrarán quien les proteja [del castigo] de Allah. Sus rostros se ennegrecerán como la oscuridad de la noche. Ellos serán los habitantes del Fuego, donde permanecerán eternamente.

28. El día que congreguemos a todos los hombres le diremos a los idólatras y a sus ídolos: Permaneced en vuestros sitios. Luego los separaremos a unos de otros y sus ídolos dirán: No fuimos nosotros quienes os impusimos que nos adorarais [sino que vosotros seguisteis vuestras pasiones].

29. Allah basta como testigo entre nosotros de que no os obligamos a que nos adoraseis.

30. Todos serán retribuidos por sus obras. Comparecerán ante Allah, su verdadero Señor, y sus mentiras se desvanecerán.

31. Pregúntales: ¿Quién os sustenta con las gracias del cielo y de la tierra? ¿Quién os agració con el oído y la vista? ¿Quién hace surgir lo vivo de lo muerto y lo muerto de lo vivo? ¿Quién tiene bajo su poder todas las cosas? Responderán: ¡Allah! Di: ¿Acaso no Le vais a temer?

32. Éste es Allah, vuestro verdadero Señor. ¿Qué otra cosa hay fuera de la Verdad sino el extravío? ¿Cómo entonces os desviáis?

33. Así se cumplió el decreto de tu Señor que los desviados no creían.

34. Di: ¿Acaso hay alguno de vuestros ídolos que pueda originar la creación y luego reproducirla? Di: Allah es Quien origina la creación y luego la reproduce. ¿Cómo es que os desviáis?

35. Di: ¿Acaso existe entre vuestros ídolos quienes guíen hacia la verdad? Di: Allah es Quien guía hacia la verdad. ¿Acaso no es más correcto seguir a Quien guía hacia la verdad, en vez de seguir a quienes no pueden guiar a nadie y necesitan ser guiados? ¿Cómo actuáis de esta forma?

36. Pero la mayoría de ellos no siguen sino suposiciones. Por cierto que las suposiciones no son un argumento válido frente a la Verdad. Allah sabe bien lo que hacen.

37. Este Corán no puede provenir sino de Allah. Confirma las revelaciones anteriores y explica detalladamente Sus preceptos, no hay duda alguna que proviene del Señor del Universo.

38. Dicen: [Muhammad] lo ha inventado. Diles: Entonces traed vosotros [si podéis] una sura similar y recurrid para ello a quienes tomáis por salvadores en vez de Allah, si es que decís la verdad.

39. Desmienten lo que no conocen y no pueden comprender, y ya les azotará el castigo con el que se les amenaza en él [el Corán]. Observa cómo fue el final de los inicuos.

40. Entre ellos hay quienes creen en él y quienes no. Tu Señor conoce mejor a los corruptores.

41. Pero si te desmienten, di: Yo soy responsable de mis obras y vosotros de las vuestras. Vosotros no sois responsables de lo que yo haga, como yo tampoco soy responsable de lo que hagáis.

42. Hay quienes te escuchan [recitar el Corán], pero tú no puedes guiar a quien Allah le ha impedido oír y razonar.

43. Entre ellos hay también quienes te miran, pero tú no puedes guiar a quien Allah ha cegado y no comprende.

44. Por cierto que Allah no oprime a los hombres, sino que son los hombres los injustos consigo mismos.

45. El día que les congregue, les parecerá no haber permanecido [en el mundo] más que una hora. Se reconocerán entre ellos. Por cierto que habrán perdido quienes desmintieron el encuentro con Allah porque no seguían la guía.

46. Ya sea que te permitamos presenciar el castigo con el que les amenazamos o te hagamos morir, igualmente ellos comparecerán ante Nosotros. Y Allah será testigo de lo que hicieron.

47. A cada comunidad le enviamos un Mensajero. Cada vez que le desmintieron les destruimos salvando al Mensajero y a los creyentes, y no fueron castigados injustamente.

48. Y dijeron: ¿Cuándo se cumplirá esta amenaza si es que sois sinceros?

49. Diles: Yo no puedo perjudicaros ni beneficiaros, a menos que Allah así lo quiera. Toda comunidad tiene un plazo prefijado; cuando éste llega no pueden retrasarlo ni adelantarlo ni siquiera una hora.

50. Di: El castigo os tomará de noche o de día [y no podréis evitarlo]. ¿Cómo es que los pecadores pretenden que pronto les acontezca?

51. Cuando os sobrevenga el castigo creeréis, siendo que era esto lo que vosotros pretendíais adelantar.

52. Luego se le dirá a los inicuos: Sufrid el castigo eterno. ¿Acaso no se os castiga sino por lo que habéis hecho?

53. Te preguntan si [el Día del Juicio] es verdad. Di: ¡Juro por mi Señor que sí! Es la verdad y no podréis rehuir de ella.

54. Si los inicuos tuvieran cuanto hay en la Tierra pretenderían entregarlo para salvarse. Ese día querrán ocultar su arrepentimiento. Se juzgará entre ellos con equidad y no serán oprimidos.

55. A Allah pertenece cuanto hay en los cielos y en la Tierra. Ciertamente la promesa de Allah se cumplirá, pero la mayoría lo ignora.

56. Él da la vida y da la muerte; y ante Él compareceréis.

57. ¡Oh, hombres! Os ha llegado el Mensaje de vuestro Señor que es un motivo de reflexión, cura de toda duda que hubiere en vuestros corazones, guía y misericordia para los creyentes.

58. Diles: Contentaos con la gracia que Allah os ha concedido [el Corán] y con Su misericordia, pues esto es mejor que lo que atesoran los incrédulos.

59. Diles [¡Oh, idólatras!]: Allah os ha provisto de sustento, pero vosotros considerasteis lícito una parte y prohibisteis otra. Decidme: ¿Acaso Allah os concedió autoridad para ello, o inventáis mentiras acerca de Allah?

60. Cuando llegue el Día del Juicio qué creerán aquellos que inventaron mentiras acerca de Allah que se harán con ellos. Por cierto que Allah concede Su favor a los hombres pero la mayoría no Le agradece.

61. No hay situación en la que os encontréis, ya sea que recitéis el Corán u otra obra que realicéis, sin que Nosotros seamos testigos de lo que hacéis. A tu Señor no se Le escapa nada en la Tierra ni en el cielo, ni siquiera algo del tamaño de un átomo. Y no existe nada menor o mayor aún que no esté registrado en un libro claro [ la Tabla Protegida ].

62. Por cierto que los creyentes sinceros no temerán ni se entristecerán [el Día del juicio].

63. Éstos creyeron y fueron piadosos.

64. Ellos serán complacidos en esta vida y en la otra. La promesa del Allah es inalterable. Ése es el triunfo grandioso.

65. No te apenes por las calumnias [de quienes te desmienten]. El triunfo será de Allah, Él es Omnioyente, Omnisciente.

66. A Allah pertenece todo cuanto hay en los cielos y en la Tierra. ¿Y qué siguen, entonces, quienes invocan a ídolos en vez de Allah? Sólo siguen conjeturas, y no hacen más que suponer.

67. Él es Quien os ha hecho la noche para que descanséis en ella y el día para que os ilumine [y podáis realizar vuestras actividades]. Ciertamente hay en ello signos para quienes reflexionan.

68. Dicen: Allah ha tenido un hijo. ¡Glorificado sea! Él es el Opulento, Le pertenece cuanto hay en los cielos y en la Tierra. No tenéis ninguna prueba de lo que inventáis. ¿Acaso decís acerca de Allah lo que no sabéis?

69. Di: Ciertamente quienes inventan mentiras acerca de Allah no tendrán éxito.

70. Disfrutarán transitoriamente en la vida mundanal, luego comparecerán ante Nosotros y sufrirán un severo castigo por su incredulidad.

71. Relátales la historia de Noé, cuando dijo a su gente: ¡Oh, pueblo mío! Os disgusta mi permanencia entre vosotros y que os exhorte con los signos y preceptos de Allah, por lo que me encomiendo a Él. Confabulaos con vuestros ídolos en la decisión que vayáis a tomar y no la ocultéis. Haced conmigo lo que queráis y no me toleréis.

72. Pero si no creéis [en la Verdad que os he traído] sabed que yo no pretendo ninguna retribución, sólo espero la recompensa de Allah, y me ha sido ordenado que me cuente entre quienes se someten a Él.

73. Pero lo desmintieron, entonces lo salvamos junto a sus seguidores que abordaron el arca, y les hicimos sucesores [en la Tierra ]. Y ahogamos a quienes negaron Nuestros signos. Observa el resultado de quienes fueron advertidos [y no creyeron].

74. Luego enviamos otros Mensajeros, quienes se presentaron ante sus pueblos con las evidencias, pero no creyeron al igual que sus predecesores. Así es como sellamos [con la incredulidad] los corazones de los transgresores.

75. Luego enviamos a Moisés y a Aarón al Faraón y su nobleza con Nuestros signos. Pero se ensoberbecieron porque eran pecadores.

76. Cuando les llegó Nuestro Mensaje dijeron: Por cierto que esto es magia evidente.

77. Moisés dijo: ¿Decís de la Verdad que es magia? Ciertamente los magos no tendrán éxito [en esta vida ni en la otra].

78. Dijeron: ¿Habéis venido para alejarnos de la religión de nuestros padres, y así ser vosotros quienes tengan el dominio en la Tierra ? Realmente no os creeremos. 79. El Faraón dijo: Convocad ante mí a todo mago astuto. 80. Y cuando se presentaron los magos, Moisés les dijo: Arrojad lo que tengáis que arrojar.

81. Y cuando arrojaron [sus cuerdas y varas], dijo Moisés: Lo que habéis traído es magia y Allah la anulará; ciertamente Allah no hace que prosperen las obras de los corruptores.

82. Y Allah asevera la verdad con Su Mensaje, aunque ello disguste a los pecadores.

83. No creyeron en Moisés sino unos pocos de su pueblo que temían que el Faraón y su nobleza les oprimieran. El Faraón era un tirano arrogante y se contaba entre los transgresores.

84. Moisés dijo: ¡Oh, pueblo mío! Si verdaderamente creéis y os sometéis a Allah encomendaos a Él.

85. Dijeron: ¡Señor nuestro! A Ti nos encomendamos. No permitas que nos venza este pueblo inicuo [para que duden quién está en el camino verdadero].

86. Y sálvanos, por Tu misericordia, de los incrédulos.

87. Le ordenamos a Moisés y a su hermano que se establecieran con su pueblo en Egipto y que hicieran de sus hogares un lugar de adoración. Y dijimos: Haced la oración y albriciad a los creyentes [que se les concederá el triunfo en esta vida y en la otra].

88. Moisés dijo: ¡Señor nuestro! Por cierto que has concedido al Faraón y su nobleza suntuosidad y riqueza en la vida mundanal para que se extravíen y desvíen a los hombres de Tu camino. ¡Señor nuestro! Devasta sus riquezas y endurece sus corazones. Y por cierto que no creerán hasta que vean el castigo doloroso.

89. Dijo: Vuestro ruego ha sido respondido. Sed rectos y no sigáis el camino de los ignorantes.

90. Hicimos que los Hijos de Israel cruzaran el mar. Y los persiguieron el Faraón y su ejército injustamente, empujados por el odio. Y cuando [el Faraón] sintió que se ahogaba indefectiblemente dijo: Creo en una única divinidad como lo hace el pueblo de Israel, y a Él me someto.

91. ¿Recién ahora crees, luego de haber desobedecido y haberte contado entre los corruptores?

92. Conservaremos tu cuerpo y te convertirás en un signo para que las generaciones que te sucedan reflexionen. Por cierto que muchos de los hombres son indiferentes a Nuestros signos.

93. Establecimos al pueblo de Israel en un lugar propicio [Egipto y Palestina] y les sustentamos con cosas buenas. Y cuando se les presentó [el Profeta Muhammad con] la revelación [a pesar de que en la Torá y el Evangelio estaba mencionada su venida] algunos creyeron y otros no; y por cierto que tu Señor juzgará entre ellos el Día de la Resurrección acerca de lo que discrepaban.

94. [Diles ¡Oh, Muhammad! a quienes no creen de tu pueblo:] Si tenéis dudas sobre lo que me ha sido revelado, preguntadles a quienes podían leer la revelación que me precedió [ la Torá y el Evangelio entre los judíos y cristianos que me siguieron]. Por cierto que os ha llegado la Verdad de vuestro Señor, no seáis, pues, de quienes dudan.

95. Y no seáis como quienes desmintieron los signos de Allah porque os contaréis entre los perdedores.

96. Ciertamente aquellos para quienes Allah ha decretado la incredulidad no creerán,

97. Aunque le llegase todo tipo de evidencia, persistirán en la incredulidad hasta ver el castigo doloroso [y ya de nada les valdrá creer].

98. No hubo nación alguna que al momento de azotarles el castigo les haya beneficiado creer entonces, excepto el pueblo de Jonás [que creyeron y se arrepintieron cuando percibieron la inminencia del castigo]. Les salvamos, por ello, del castigo humillante en la vida mundanal y les dejamos vivir algún tiempo más.

99. Si tu Señor hubiera querido, todos los habitantes de la Tierra habrían creído. Tú [¡Oh, Muhammad!] no podrás hacer que los hombres crean aunque se lo impongas.

100. Sólo creerán quienes Allah haya decretado que así lo hagan; y dejará en el extravío a quienes no recapacitan [en Sus signos].

101. Diles: Reflexionad en todo cuanto hay en los cielos y en la Tierra ; pero [sabe ¡Oh, Muhammad!] que para quienes Allah decretó la incredulidad no se beneficiarán de los signos ni de los Mensajeros.

102. ¿Acaso pretenden [desmintiéndote] ser castigados igual que los pueblos que les precedieron? Diles: Aguardad que yo también aguardo [la promesa de Allah].

103. [Y cada vez que destruimos a un pueblo] salvamos a Nuestros Mensajeros y a los creyentes, porque así Nos lo impusimos.

104. Di: ¡Oh, hombres! Si dudáis de lo que os he traído sabed que yo adoro a Allah, Quien [os ha creado,] os hará morir [y ante Él compareceréis], y jamás adoraré lo que vosotros adoráis. Me ha sido ordenado ser creyente.

105. Y consagrarme a la religión monoteísta y no contarme entre quienes asocian copartícipes a Allah.

106. [Y también] No invocar en vez de Allah lo que no puede beneficiarme ni perjudicarme, porque de hacerlo me contaría entre los inicuos.

107. Si Allah te azota con una desgracia nadie excepto Él podrá librarte de ella. Y si te depara un bien nadie podrá impedir que te alcance Su favor. Concede Su gracia a quien Le place de Sus siervos. Él es Absolvedor, Misericordioso.

108. Di: ¡Oh, hombres! Os ha llegado la Verdad de vuestro Señor. Quien siga la guía lo hará en beneficio propio, y quien se descarríe sólo se perjudicará a sí mismo. Yo no soy responsable por vuestras obras.

109. Aférrate [¡Oh, Muhammad!] a lo que te ha sido revelado y sé perseverante [en la transmisión del Mensaje] hasta que Allah juzgue [entre ti y quienes te desmientan]. Él es el mejor de los jueces.

En Inglés, Transliterado y Arabe