FANDOM


                                 Ibrâhîm
Revelada en La Meca, excepto las aleyas 28-30, que fueron reveladas en Medina.
Consta de 52 aleyas.
Basmallah


1. Alif . Lâm . Râ' . Éste es el Libro que te hemos revelado para que saques a los hombres de las tinieblas a la luz, por la voluntad de tu Señor, y les guíes hacia el sendero de Allah, Poderoso, Loable.

2. A Allah pertenece cuanto existe en los cielos y la Tierra. ¡Ya verán los incrédulos el terrible castigo que les aguarda [el Día del Juicio]!

3. Por cierto que quienes prefieren la vida mundanal a la otra y desvían a los hombres del sendero de Allah, tratando de modificarlo, están en un profundo extravío.

4. Todos los Mensajeros que enviamos hablaban el idioma de su pueblo para transmitirles claramente el Mensaje. Pero sabed que Allah extravía a quien Le place y guía a quien quiere; ciertamente Él es Poderoso, Sabio.

5. Enviamos a Moisés con Nuestros signos [al Faraón y su pueblo, y le dijimos:] Saca a tu pueblo de las tinieblas a la luz, y recuérdales que Allah, por Su poder, puede agraciarles o castigarles. Por cierto que en ello [la historia de Moisés] hay signos para quien es perseverante y agradecido.

6. Recordad la gracia de Allah para con vosotros, cuando os salvó de las huestes del Faraón, quienes os sometían a crueles castigos, degollaban a vuestros hijos varones y dejaban con vida a vuestras mujeres. Y por cierto que en esto había una dura prueba de vuestro Señor para vosotros.

7. Vuestro Señor os hace saber que si Le agradecéis, Él incrementará vuestro sustento; y sabed que si sois desagradecidos Su castigo será severo.

8. Dijo Moisés: Si vosotros y todos los que habitan en la Tierra no creéis, sabed que Allah es Opulento [y prescinde de todas las criaturas], Loable.

9. ¿Acaso no os fue relatado lo que le aconteció a vuestros predecesores, al pueblo de Noé, ‘Âd , Zamûd , y a todos aquellos que les sucedieron y que sólo Allah conoce? Cuando sus Mensajeros se presentaron ante ellos, se mordieron los dedos del odio [que sentían por ellos] y les dijeron: Nosotros no creemos en el Mensaje que habéis traído, y por cierto que tenemos una profunda duda sobre aquello a lo que nos convocáis.

10. Sus Mensajeros les respondieron: ¿Acaso tenéis duda acerca de Allah, creador de los cielos y la Tierra ? Ciertamente Él os convoca [a Su adoración] para que así os sean perdonados vuestros pecados y se os permita vivir hasta el plazo que se os ha prefijado. Dijeron: Por cierto que sois seres humanos igual que nosotros y sólo queréis apartarnos de lo que adoraron nuestros padres; presentad pues una evidencia [que corrobore lo que decís, si sois veraces].

11. Sus Mensajeros les dijeron: Somos seres humanos como vosotros, pero Allah agracia [con la profecía] a quien quiere de Sus siervos, y sabed que sólo nos es posible presentaros un milagro si Allah así lo quiere; y es a Allah que los creyentes deben encomendarse.

12. Ciertamente nosotros nos encomendamos a Allah, pues Él nos ha guiado por Su sendero [recto], y seremos pacientes ante vuestras hostilidades; y es a Allah que deben encomendarse quienes en Él confían.

13. Y los incrédulos dijeron a sus Mensajeros: Por cierto que si no volvéis a nuestra religión os expulsaremos de nuestra tierra; pero Su Señor les reveló que exterminaría a los inicuos,

14. Y les haría sucesores en sus tierras luego de aniquilarles. Esta victoria será para quienes teman [el día de] la comparecencia ante Mí y teman Mi amenaza.

15. Entonces pidieron el socorro de Allah, y todo prepotente y rebelde fue destruido.

16. [Y el Día del Juicio] Será castigado en el Infierno, donde se le dará de beber las secreciones de las heridas [de quienes allí son atormentados],

17. Y las beberá a sorbos, y apenas podrá tragarlas. La muerte le acechará de todos lados pero nunca morirá; y por cierto que le aguarda un castigo más terrible aún.

18. Las obras de quienes no creyeron en su Señor serán como cenizas expuestas al viento en un día tempestuoso: [El Día del Juicio] No recibirán ninguna recompensa por sus actos. Ésa será la ruina total.

19. ¿Acaso no reparas [¡Oh, Muhammad!] que Allah creó los cielos y la Tierra con un fin justo y verdadero? Si quisiera os exterminaría y os reemplazaría por otros.

20. Y sabed que esto no es difícil para Allah.

21. Y [el Día de la Resurrección ] saldrán de sus tumbas para comparecer ante Allah, y los más débiles dirán a los soberbios [líderes de la incredulidad]: Nosotros fuimos vuestros seguidores [en la vida mundanal]. ¿Nos libraréis ahora del castigo del Allah? Dirán: Si Allah nos hubiera guiado os habríamos conducido por el camino recto. Lo mismo da que nos desesperemos o tengamos paciencia, igualmente hoy no podremos escapar del castigo.

22. Y luego de que todos hayan sido sentenciados, Satanás dirá: Ciertamente la promesa que Allah os hizo era verdadera, pero en cambio yo os hice promesas que no cumplí. Sabed que yo sólo tenía poder para seduciros mediante susurros y fuisteis vosotros quienes me seguisteis. No me culpéis ahora, sino que reprocháoslo a vosotros mismos. Yo no puedo socorreros en nada ni tampoco vosotros a mí; y hoy me desentiendo de aquello que me atribuisteis. Por cierto que los inicuos recibirán un castigo doloroso.

23. En cambio, quienes hayan creído y obrado correctamente serán introducidos en jardines por donde corren los ríos y donde morarán eternamente, si Allah así lo quiere; y serán recibidos [en el Paraíso por los Ángeles] con un saludo de paz.

24. Repara [¡Oh, Muhammad!] en el ejemplo que Allah expone: Una buena palabra [proclamar la unicidad de Allah] es como un árbol bueno cuya raíz está firme y sus ramas se extienden hacia el cielo,

25. Y da frutos en toda época con el permiso de su Señor. Así es como Allah expone ejemplos para que los hombres reflexionen.

26. En cambio, una palabra mala [proclamar la idolatría] es como un árbol malo que ha sido arrancado de la tierra y no tiene donde afirmarse.

27. Allah afianza a los creyentes con la palabra firme en esta vida y en la otra [que no hay nada ni nadie con derecho a ser adorado salvo Allah], y extravía a los inicuos. Ciertamente Allah hace lo que Le place.

28. ¿Acaso no reparas [¡Oh, Muhammad!] en aquellos que en vez de agradecer a Allah Sus gracias fueron incrédulos, y condujeron a su pueblo a la perdición?

29. Ellos ingresarán al Infierno. ¡Qué pésima morada!

30. Atribuyeron copartícipes a Allah para desviar a los hombres de Su sendero. Diles [¡Oh, Muhammad!]: Disfrutad [en esta vida], porque vuestro destino será el Infierno.

31. Y diles a Mis siervos creyentes que cumplan con las oraciones prescritas y den en caridad parte de lo que les hemos proveído, en privado y en público, antes de que llegue el día en el cual no se aceptará rescate alguno, ni valdrá de nada la amistad.

32. Allah es Quien creó los cielos y la Tierra e hizo descender la lluvia del cielo con la que hace brotar los frutos para vuestro sustento. Él os sometió las naves para que con ellas surquéis el mar por Su designio, y os sometió los ríos [para que os beneficiéis de ellos].

33. También sometió el Sol y la Luna , que siguen su curso incesantemente, y dispuso que la noche suceda al día.

34. Él os ha dado todo cuanto Le pedisteis. Sabed que si intentarais contar las gracias de Allah no podríais enumerarlas; ciertamente el hombre es injusto, desagradecido.

35. Y [recuerda ¡Oh, Muhammad!] cuando Abraham dijo: ¡Oh, Señor mío! Haz que esta ciudad sea un lugar seguro, y protégeme así como a mi descendencia de adorar a los ídolos.

36. ¡Oh, Señor mío! Por cierto que [Satanás indujo a Tus siervos a su adoración, y] a través de ellos muchos de los hombres se extraviaron. Todo aquel que me siga [en la fe monoteísta] será de los míos, y quien rechace el Mensaje [haz con él lo que quieras]. Tú eres Absolvedor, Misericordioso.

37. ¡Oh, Señor nuestro! Por cierto que yo he establecido parte de mi descendencia en un valle árido de poca vegetación [La Meca] junto a Tu Casa Sagrada para que ¡Oh, Señor nuestro! practiquen la oración. Infunde en los corazones de los hombres amor por ellos, y susténtalos con frutos para que sean agradecidos.

38. ¡Oh, Señor nuestro! Por cierto que Tú bien sabes lo que ocultamos y lo que manifestamos, y no hay nada en la Tierra ni en el cielo que pueda esconderse de Allah.

39. ¡Alabado sea Allah! Él es Quien me agració en la ancianidad con Ismael e Isaac; ciertamente mi Señor bien escucha las súplicas de quienes Le invocan.

40. ¡Oh, Señor mío! Haz que tanto yo como mis descendientes seamos fervientes practicantes de la oración. ¡Oh, Señor nuestro! Acepta mi súplica.

41. ¡Oh, Señor nuestro! Perdóname, así como a mis padres y a todos los creyentes el Día del Juicio.

42. No pienses [¡Oh, Muhammad!] que Allah estás distraído de lo que hacen los inicuos. Él sólo está tolerándoles hasta que llegue el día en el que sus miradas quedarán fijas [por el terrible castigo que presenciarán].

43. Ese día saldrán de sus tumbas presurosos con las cabezas erguidas, no podrán parpadear ni tampoco pensar [presas del terror].

44. Advierte a los hombres [¡Oh, Muhammad!] del día en que les azote el castigo, y los inicuos digan: ¡Oh, Señor nuestro! Toléranos un tiempo más [y retórnanos a la vida mundanal] para que respondamos a Tu llamada y sigamos a los Mensajeros. [Entonces se les dirá:] ¿Acaso no habíais jurado antes que no seríais resucitados?

45. Habitasteis en los mismos territorios que vivieron quienes [no creyeron y] fueron injustos consigo mismos, y a pesar de que os enterasteis de cómo les aniquilamos y de que os expusimos muchos ejemplos para que reflexionarais no creísteis.

46. Se confabularon [para desmentir el Mensaje] y Allah desbarató sus planes; y ciertamente sus confabulaciones podrían haber derrumbado montañas.

47. No pienses [¡Oh, Muhammad!] que Allah no cumplirá con la promesa que les hizo a Sus Mensajeros; ciertamente Allah es Poderoso, y se vengará [castigando severamente a quienes se nieguen a creer en Él y desmientan a Sus Profetas].

48. El día en que la Tierra sea cambiada por otra, así como también los cielos, todos comparecerán ante Allah, Único, Victorioso.

49. Y verás a los pecadores encadenados unos con otros.

50. Sus vestimentas serán de alquitrán hirviendo, y sus rostros serán abrasados por el fuego.

51. Allah retribuirá a cada alma según sus obras; ciertamente Allah es rápido en ajustar cuentas.

52. Éste [Corán] es un Mensaje a toda la humanidad, para prevenirles [del castigo] y para que sepan que Allah es la única divinidad [con derecho a ser adorada]. Que los dotados de intelecto reflexionen en su contenido.

En Inglés, Transliterado y Arabe