FANDOM


                                 An-Nisa'
Revelada en Medina, en el cuarto año de la Hégira. 
Se denomina así por tratar extensamente acerca de los derechos de la mujer. 
Consta de 176 aleyas. 
Basmallah


1. ¡Oh, humanos! Temed a vuestro Señor Quien os ha creado a partir de un solo ser, del que creó a su esposa e hizo descender de ambos muchos hombres y mujeres. Temed a Allah, en Cuyo nombre os reclamáis vuestros derechos, y respetad los lazos de parentesco. Por cierto que Allah os observa.

2. Dad a los huérfanos sus bienes [al llegar a la pubertad]; no os quedéis con aquello sobre lo cual no tenéis derecho, y no os apropiéis de sus bienes agregándolos a los vuestros; porque es un gran pecado.

3. Si teméis no ser equitativos con [las dotes de] las huérfanas, entonces casaos con otras mujeres que os gusten: dos, tres o cuatro. Pero si teméis no ser justos, casaos con una sola o recurrid a vuestras esclavas. Esto [casarse con una sola mujer] es lo recomendable para evitar cometer alguna injusticia.

4. Dad a vuestras mujeres su dote con buena predisposición. Pero si renuncian a ella en vuestro favor, disponed de ésta como os plazca.

5. No confiéis a los incapaces los bienes cuya administración Allah os ha confiado. Alimentadlos y vestidles con ellos; y habladles con cariño.

6. Observad a los huérfanos hasta que alcancen la pubertad [la edad del matrimonio]. Cuando los consideréis ya capaces y maduros, entregadles sus bienes. No los consumáis pródigamente, antes de que alcancen la mayoría de edad. El rico que se abstenga, y el pobre que los utilice con mesura. Cuando les entreguéis sus bienes, hacedlo ante testigos. Allah basta para ajustar cuentas.

7. A los varones les corresponde una parte de lo que los padres y parientes más cercanos dejaren, y para las mujeres otra parte de lo que los padres y parientes más cercanos dejaren. Fuere poco o mucho, les corresponde una parte determinada de la herencia.

8. Si asisten al reparto de la herencia parientes, huérfanos o pobres, dadles algo y tratadles bien.

9. Que procuren [los apoderados de los huérfanos por ellos] al igual que si dejasen tras de sí hijos de corta edad y temiesen por ellos. Que teman a Allah y hagan recomendaciones justas.

10. Quienes se apropien injustamente los bienes de los huérfanos, el fuego consumirá sus entrañas y arderán en el Infierno.

11. Allah dictamina respecto a [la herencia de] vuestros hijos: Al varón le corresponde lo mismo que a dos mujeres [esto es debido a que no pesa sobre la mujer la manutención de los hijos y la familia]. Si las hermanas son más de dos, les corresponderán dos tercios de la herencia. Si es hija única, le corresponde la mitad. A cada uno de los padres [del difunto] le corresponderá un sexto de la herencia, si deja hijos; pero si no tiene hijos y le heredan sólo sus padres, un tercio es para la madre. Si tiene hermanos, un sexto es para la madre. Esto luego de cumplir con sus legados y deudas. Vosotros no sabéis quienes tienen más derecho al beneficio de la herencia, si vuestros padres o vuestros hijos. Esto es un precepto de Allah, y Allah es Sabio, Omnisciente.

12. A vosotros os corresponde la mitad de lo que dejaren vuestras esposas si no tuvieran hijos. Si los tuvieran os corresponde un cuarto, luego de cumplir con sus legados y deudas. Si no tuvierais hijos, a vuestras mujeres les corresponde un cuarto de lo que dejaseis. Si tuvierais, entonces un octavo de lo que dejaseis, luego de cumplir con vuestros legados y deudas. Si [el difunto, hombre o mujer] no tiene padres ni hijos, pero sí un hermano o una hermana, entonces les corresponde a cada uno de ellos un sexto. Si son más, participarán del tercio de la herencia, luego de cumplir con los legados y deudas sin perjudicar a nadie. Ésta es una disposición de Allah. Allah es Sabio, Tolerante.

13. Éstos son los dictámenes de Allah. A quien obedezca a Allah y a Su Mensajero, Él le introducirá en jardines donde corren los ríos, y donde vivirán eternamente. Éste es el éxito grandioso.

14. Pero a quien desobedezca a Allah y a Su Mensajero y no cumpla con Sus dictámenes, Él le introducirá en el Fuego donde permanecerá eternamente y sufrirá un castigo humillante.

15. Para aquellas de vuestras mujeres que cometan adulterio, convocad a cuatro testigos. Si atestiguan en su contra, recluidlas en sus casas hasta que mueran o hasta que Allah revele otra sanción. [Este fue el primer castigo establecido para las mujeres acusadas de cometer adulterio, pero luego fue abrogado por la aleya 6 de la sura 24]

16. A quienes de vosotros lo cometiesen, castigadles y reprochadles severamente. Pero si se arrepienten y enmiendan dejadles en paz. Allah es Indulgente, Misericordioso.

17. Allah perdona sólo a quienes cometen el mal por ignorancia y pronto se arrepienten. A éstos Allah los absuelve porque Allah es Sabio, Omnisciente.

18. No serán perdonados quienes sigan obrando mal hasta que les sorprenda la muerte y entonces digan: Ahora me arrepiento. Ni tampoco quienes mueran siendo incrédulos; a éstos les tenemos reservado un castigo doloroso.

19. ¡Oh, creyentes! No es lícito tomar a las mujeres como objeto de herencia, ni impedirles o forzarlas a que vuelvan a casarse para recuperar parte de lo que les hayáis dado [como en la época pre-islámica que la mujer al enviudar pasaba a depender de los parientes y allegados del difunto, quienes tenían derecho a casarse con ellas y decidir sobre su futuro]. Si vuestras mujeres cometieran una inmoralidad, podéis presionarlas de modo tal que sean ellas quienes soliciten el divorcio para que en este caso os devuelvan parte de lo que les hayáis dado [de dote]. Tratad bien a vuestras mujeres en la convivencia. Y si algo de ellas os disgusta, es posible que Allah haya decretado a pesar de esto un bien para vosotros.

20. Y si queréis cambiar de esposa [divorciando a la que tenéis para casaros con otra] habiéndole dado una dote cuantiosa, no pretendáis recuperar nada de la misma. ¿Acaso queréis cometer una injusticia?

21. ¿O pretendéis que se os devuelva lo que le habéis dado después de haber compartido la intimidad y de haber concertado un pacto firme?

22. No os caséis con las ex esposas de vuestros padres, salvo que lo hubiereis hecho [antes de esta prescripción]. Esto es algo obsceno, aborrecible e inmoral.

23. Se os ha vedado contraer matrimonio con vuestras madres, vuestras hijas, vuestras hermanas, vuestras tías paternas y maternas, vuestras sobrinas por parte de hermano o de hermana, vuestras madres de leche, vuestras hermanas de leche, las madres de vuestras mujeres, vuestras hijastras que están bajo vuestra tutela nacidas de esposas con las que habéis consumado el matrimonio, pero si no habéis consumado el matrimonio no incurrís en falta en casaros con ellas; también han sido vedadas las esposas de vuestros propios hijos, así como casaros con dos hermanas a la vez, salvo que lo hubiereis hecho antes de esta prescripción. Allah es Absolvedor, Misericordioso.

24. Y también se os ha prohibido las mujeres casadas. Pero sabed que sí podéis cohabitar con vuestras esclavas [que no se encuentran casadas]. Esto es una prescripción de Allah. Os es lícito que busquéis otras mujeres con vuestros bienes, con intención de casaros y no de fornicar. Dadles la dote convenida a quienes toméis como esposas. No incurrís en falta si decidís hacer con cesiones recíprocas después de cumplir con lo prescrito. Allah es Sabio, Omnisciente.

25. Quien de vosotros no disponga de los medios necesarios para contraer matrimonio con creyentes libres, podrá hacerlo con una esclava creyente. Allah conoce bien vuestra fe, y tanto vosotros como ellas [las esclavas] tenéis la misma creencia. Casaos con ellas con el permiso de sus amos y dadles la dote convenida, y tomadlas como mujeres honestas no como fornicadoras o amantes. Si estas mujeres se casan y cometen una deshonestidad se les aplicará la mitad del castigo que a las mujeres libres. Este permiso es para aquellos de vosotros que teman caer en la fornicación, pero lo mejor es que tengáis paciencia. Allah es Absolvedor, Misericordioso.

26. Allah quiere aclararos y mostraros el camino correcto de quienes os precedieron, y absolveros. Allah es Omnisciente, Sabio.

27. Allah quiere absolveros, mientras que quienes siguen sus pasiones quieren que os extraviéis completamente.

28. Allah quiere facilitaros las cosas, ya que el hombre fue creado débil.

29. ¡Oh, creyentes! No os apropiéis los bienes injustamente. Pero sí comerciad de común acuerdo. No os matéis unos a otros. Allah es Misericordioso con vosotros.

30. Quien obre así, quebrantando la ley con injusticia, le arrojaremos al Fuego. Ello es fácil para Allah.

31. Si os apartáis de los pecados más graves perdonaremos vuestras faltas y os introduciremos en el Paraíso honrándoos.

32. No codiciéis lo que Allah ha concedido a unos más que a otros. Tanto los hombres como las mujeres recibirán su merecido. Pedid a Allah que os conceda Su favor. Allah es conocedor de todas las cosas.

33. A cada uno lo hemos designado heredero de lo que dejen sus padres y sus parientes más cercanos. Y a aquellos con quienes hayáis concertado algún pacto, dadles su parte. Allah es testigo de todo.

34. Los hombres están a cargo de las mujeres debido a la preferencia que Allah ha tenido con ellos, y deben mantenerlas con sus bienes. Las mujeres piadosas obedecen a Allah y a sus maridos, y cuidan en ausencia de ellos [su honor y sus bienes] encomendándose a Allah. A aquellas de quienes temáis que se rebelen, exhortadlas y dejadlas solas en sus lechos [sin cohabitar], o recurrid a otra medida para que recapaciten; si os obedecen no las maltratéis. Allah es Sublime, Grande.

35. Si teméis la ruptura de un matrimonio, poned un mediador de la familia de él y otro de la de ella. Si desean reconciliarse, Allah hará que lleguen a un acuerdo. Allah es Omnisciente, y está bien informado.

36. Adorad a Allah y no Le asociéis nada. Sed benevolentes con vuestros padres, parientes, con los huérfanos, pobres, vecinos parientes y no parientes, el compañero, el viajero insolvente y con vuestros esclavos. Allah no ama a todo arrogante jactancioso.

37. Tampoco ama a los avaros, quienes incitan a otros a la avaricia, y a los que ocultan el favor que Allah les ha dispensado. Hemos preparado para los incrédulos un castigo humillante.

38. Tampoco a quienes hacen caridad para ser vistos por los hombres, y no creen en Allah ni en el Día del Juicio. Y quien tiene por compañero a Satanás, qué pésimo compañero tiene.

39. ¿A qué se debe que no creen en Allah y en el Día del Juicio y no dan caridades de aquello que Allah les ha agraciado? Allah les conoce bien.

40. Allah no es injusto con nadie ni en el peso de un átomo. Cada obra buena la multiplicará con una magnífica recompensa.

41. ¿Qué pasará cuando traigamos a un testigo de cada comunidad y te traigamos a ti [¡Oh, Muhammad!] como testigo contra éstos [los incrédulos de tu pueblo]?

42. Ese día, los incrédulos que desobedecieron al Mensajero querrán que la tierra se los trague. No podrán ocultar sus secretos a Allah.

43. ¡Oh, creyentes! No hagáis la oración cuando estéis ebrios hasta que no sepáis lo que decís. No vayáis impuros, a no ser que estéis de viaje, hasta que no os hayáis bañado. Pero si os encontráis enfermos o de viaje, o si viene uno de vosotros de hacer sus necesidades, o habéis tenido relación con las mujeres y no encontráis agua, buscad tierra limpia y pasáosla por el rostro y las manos. Allah es Remisorio, Absolvedor.

44. ¿No has reparado en quienes recibieron el Libro [judíos y cristianos]? Se extraviaron, y anhelan que vosotros os desviéis del camino recto.

45. Allah es Quien mejor conoce a vuestros enemigos. Allah es suficiente como protector, y Allah basta como salvador.

46. Algunos de los judíos cambian el sentido de las palabras y dicen: Oímos pero desobedecemos. Escuchamos, pero no prestamos atención. Râ‘ina ; con doble sentido en sus palabras y atacando la religión. Si dijeran: Oímos y obedecemos. Escucha, protégenos; sería mejor para ellos y más correcto. Pero Allah les maldijo por su incredulidad porque no creen sino poco.

47. ¡Oh, Gente del Libro! Creed en lo que hemos revelado que confirma lo que tenéis, antes de que borremos los rasgos de vuestros rostros y los pongamos del revés u os maldigamos como maldijimos a los transgresores del sábado. Lo que Allah dispone es irreversible.

48. Allah no perdona que se Le asocie nada; pero fuera de ello perdona a quien Le place. Quien asocie algo a Allah comete un gravísimo pecado.

49. ¿No has reparado en quienes se consideran puros [judíos y cristianos]? Pero es Allah Quien declara puro a quien Le place, y nadie será tratado injustamente en lo más mínimo.

50. Observa cómo inventan mentiras contra Allah. Ello es un pecado evidente.

51. ¿Acaso no reparas en quienes habiendo recibido el Libro [los judíos que arribaron a la Meca] adoran a los ídolos y al Seductor, y dicen de los idólatras: Éstos están mejor guiados que los creyentes?

52. Ellos son a quienes Allah ha maldecido, y a quien Allah haya maldecido no encontrarás quien lo socorra.

53. ¿Acaso poseen una parte del reino [de Allah]? Aunque así fuere no darían [por su avaricia] a la gente lo más mínimo.

54. ¿Envidian a la gente por el favor que Allah les ha dispensado? Hemos concedido a la familia de Abraham el Libro y la sabiduría, y les hemos concedido un reino grandioso.

55. Entre ellos hay quienes creen y quienes rehúsan hacerlo, y el Infierno les bastará como castigo.

56. A quienes no crean en nuestros signos les arrojaremos al Fuego. Toda vez que se les queme la piel se la cambiaremos por una nueva, para que sigan sufriendo el castigo. Allah es Poderoso, Sabio.

57. Y a los creyentes que obren rectamente les introduciremos en jardines por donde corren los ríos, en los que estarán eternamente. Tendrán esposas purificadas y los albergaremos bajo una hermosa sombra.

58. Allah os ordena que restituyáis a sus dueños lo que se os haya confiado, y que cuando juzguéis entre los hombres lo hagáis con equidad. ¡Qué bueno es aquello a lo que Allah os exhorta! Allah es Omnioyente, Omnividente.

59. ¡Oh, creyentes! Obedeced a Allah, obedeced al Mensajero y a aquellos de vosotros que tengan autoridad y conocimiento. Y si discrepáis acerca de un asunto remitidlo al juicio de Allah y del Mensajero, si es que creéis en Allah y en el Día del Juicio, porque es lo preferible y el camino correcto.

60. ¿Acaso no reparas en quienes dicen creer en lo que se te ha revelado y en lo que ha sido revelado antes de ti? Quieren recurrir al arbitraje del Seductor, a pesar de que se les ha ordenado no creer en él. Satanás quiere extraviarles profundamente.

61. Cuando se les dice: Venid a lo que Allah ha revelado y al Mensajero, ves que los hipócritas se apartan de ti con desdén.

62. ¿Qué será de ellos cuando les aflija una desgracia por lo que han cometido y vengan a ti jurando por Allah: Sólo pretendíamos hacer el bien y llegar a un acuerdo?

63. Allah conoce bien lo que encierran sus corazones. Apártate de ellos, amonéstales y exhórtalos con palabras que los conmuevan.

64. No hemos enviado a ningún Mensajero sino para que sea obedecido con el permiso de Allah. Si después de haber sido injustos hubieran recurrido a ti y pedido perdón a Allah, y también el Mensajero hubiera pedido perdón por ellos, habrían encontrado que Allah es Indulgente, Misericordioso.

65. Pero no, [juro] por tu Señor que no creerán a menos que te acepten como juez de sus disputas; y no se resistan a aceptar tu decisión y se sometan completamente.

66. Si les hubiéramos prescrito que se mataran o que abandonasen sus hogares, no lo habrían hecho, salvo algunos de ellos. Pero si hubieran cumplido con lo que se les ordenó, habría sido mejor para ellos y les habría fortalecido la fe.

67. Si lo hubieren hecho, les habríamos concedido de parte Nuestra una magnífica recompensa.

68. Y les habríamos guiado por el sendero recto.

69. Quienes obedezcan a Allah y al Mensajero estarán con quienes Allah ha agraciado: los Profetas, los veraces, los mártires y los justos. ¡Qué excelentes compañeros!

70. Tal es el favor de Allah. Y Allah por Su conocimiento divino bien sabe [cómo recompensar a Sus siervos].

71. ¡Oh, creyentes! Estad precavidos. Salid en grupos o todos juntos [en vuestras expediciones].

72. Entre vosotros hay quien se queda rezagado, y si os alcanza una desgracia dice: Allah me ha agraciado, pues no estuve allí presente con ellos.

73. Pero si Allah os favorece, se lamenta y dice: ¡Ojalá hubiera estado con ellos!, así habría obtenido un éxito grandioso. Actúa como si no hubiese existido ningún lazo entre vosotros y él.

74. Que combatan por la causa de Allah quienes son capaces de sacrificar la vida mundanal por la otra. Quien combata por la causa de Allah y caiga abatido u obtenga el triunfo, le daremos una magnífica recompensa.

75. ¿Por qué no combatís por la causa de Allah, cuando hay hombres, mujeres y niños oprimidos que dicen: ¡Señor nuestro! Sálvanos de los habitantes opresores que hay en esta ciudad. Envíanos quien nos proteja y socorra?

76. Los creyentes combaten por la causa de Allah. Los incrédulos en cambio, combaten por la del Seductor. Combatid contra los secuaces de Satanás, y [sabed que] las artimañas de Satanás son débiles.

77. ¿Acaso no has reparado en aquellos a quienes se les dijo: No combatáis ahora, cumplid con la oración y haced caridades? Pero cuando se les prescribió combatir, algunos de ellos temieron de los hombres como temen de Allah o aún más, y dijeron: ¡Señor nuestro! ¿Por qué nos has ordenado combatir? ¿Por qué no extiendes el plazo de nuestras vidas un poco más? Diles: El goce de la vida mundanal es corto, en cambio la otra vida es mejor para los piadosos y no serán tratados injustamente en lo más mínimo.

78. Dondequiera que os encontréis la muerte os alcanzará, aunque os refugiaseis en fuertes infranqueables. Si les acontece algo bueno dicen: Esto proviene de Allah. Pero si les alcanza un mal dicen: Esto es a causa de esta nueva fe que habéis traído [¡Oh, Muhammad!]. Diles: Todo proviene de Allah. ¿Qué le sucede a esta gente que apenas comprende lo que se les dice?

79. Todo bien que te alcance proviene de Allah. Y el mal que te azote es consecuencia de tus obras. Te hemos enviado a los hombres como un Mensajero. Allah es suficiente como testigo.

80. Quien obedezca al Mensajero obedece a Allah. Y quien le dé la espalda sepa que no te hemos enviado como un custodio de sus obras.

81. Y dicen: Obedecemos. Pero cuando se retiran de tu presencia, un grupo de ellos pasa la noche tramando en contra de lo que tú dices. Allah registra lo que traman durante la noche. Aléjate de ellos y encomiéndate a Allah. Allah te es suficiente como protector.

82. ¿Acaso no reflexionan en el Corán y sus significados? Si no procediera de Allah habrían encontrado en él numerosas contradicciones.

83. Cuando llega a sus oídos algo que pudiere atentar contra la seguridad y sembrar el temor lo propagan. Si lo remitieran, antes de propagarlo, al Mensajero y a quienes tienen autoridad y conocimiento, sabrían mejor qué medida tomar puesto que son quienes están verdaderamente capacitados para comprender su magnitud. Si no fuera por el favor de Allah que os ha concedido y por Su misericordia habríais seguido, salvo algunos de vosotros, a Satanás.

84. Combate por la causa de Allah. No te exijas sino a ti mismo y exhorta a los creyentes a combatir; puede que Allah contenga el hostigamiento de los incrédulos. Allah es más poderoso y severo en el castigo.

85. Quien interceda para la realización de una obra de bien obtendrá lo que le corresponda por ello, y quien lo haga para la realización de una mala obra recibirá también lo que le corresponda por ello. Allah es sobre todas las cosas preponderante.

86. Si os saludan responded con un saludo aún mejor o igual. Allah computa todas las cosas.

87. Allah, no hay otra divinidad salvo Él. Os reunirá el Día del Juicio sobre el cual no hay duda. ¿Y quién tiene palabras más veraces que Allah?

88. ¿Por qué os dividís en dos grupos respecto a los hipócritas [algunos no querían combatirles y otros sí]? Allah les ha desviado por su desobediencia. ¿Acaso intentáis guiar a quien Allah ha extraviado? A quien Allah desvía no le encontrarás salvación.

89. Pretenden que no creáis al igual que ellos. No hagáis, pues, ninguna alianza hasta que hayan emigrado por la causa de Allah [demostrando su verdadera fe]. Si se rehúsan a emigrar, apresadles y matadles dondequiera que les encontréis. No los toméis por aliados ni socorredores.

90. Salvo quienes pertenezcan a una tribu con la que hayáis realizado algún pacto, o se presenten ante vosotros acongojados por tener que combatiros como si tuvieran que combatir contra su propia gente. Si Allah hubiera querido, les habría otorgado poder sobre vosotros y os habrían combatido. Y si se retiran y no os combaten y os proponen la paz, entonces Allah no os concede autoridad para agredirlos.

91. Encontraréis a otros que desean estar a salvo de vosotros [aparentando ser creyentes] y a salvo de su gente [manifestando la incredulidad que hay en sus corazones]. Cada vez que su pueblo los incita a combatiros quedan desconcertados. Pero si no os dan la palabra de que no combatirán contra vosotros, proponen la paz o contienen la agresión, apresadles y matadles dondequiera que los encontréis. Para ello os concedemos total autoridad.

92. Un creyente no debe matar a otro creyente, salvo que lo hiciere por error. Quien mate a un creyente por error deberá liberar a un esclavo creyente y pagar una indemnización a la familia de la víctima, a menos que ella se la condone. Y si era creyente y pertenecía a un pueblo enemigo, deberá liberar un esclavo creyente. Pero, si pertenecía a un pueblo con el que mantenéis un pacto, deberá pagarle la indemnización a la familia de la víctima y liberar a un esclavo creyente. Y quien no esté en condiciones de hacerlo deberá ayunar dos meses seguidos, como una expiación dispuesta por Allah. Allah es Omnisciente, Sabio.

93. Quien matare a un creyente intencionadamente será castigado con el Infierno eterno. Incurrirá en la ira de Allah, lo maldecirá y le tendrá reservado un castigo terrible.

94. ¡Oh, creyentes! Cuando salgáis a combatir por la causa de Allah, aseguraos de no combatir a los creyentes, y no digáis a quien manifiesta tener fe: ¡Tú no eres creyente!, para así poder combatirle y conseguir algo de los bienes de la vida mundanal. Allah os tiene reservado muchos botines que podéis obtener lícitamente. Vosotros fuisteis así anteriormente, pero Allah os agració. Distinguid bien porque Allah está bien informado de lo que hacéis.

95. No se equiparan los creyentes que se quedaron en sus hogares, salvo quienes tuvieron excusa válida, con quienes combaten por la causa de Allah con sus bienes y sus propias vidas. Allah ha considerado superior en grado a quienes combaten con sus bienes y sus propias vidas, a quienes se quedaron en sus hogares. A todos les ha prometido Allah lo bueno [el Paraíso], pero Allah ha preferido conceder una recompensa más grandiosa a quienes combatieron que a quienes no lo hicieron.

96. Son grados que Él concede, junto con Su perdón y misericordia. Allah es Indulgente, Misericordioso.

97. Por cierto que aquellos que mueran dudando de su fe, los Ángeles al tomar sus almas les preguntaran: ¿Por qué dudasteis? Responderán: Nos sentíamos débiles y oprimidos [por los incrédulos]. Les dirán: ¿Acaso la Tierra de Allah no era suficientemente vasta como para haber emigrado? A ellos les corresponderá el Infierno como morada. ¡Qué mal fin!

98. Salvo los hombres, mujeres y niños débiles, que no pueden ni encuentran la manera de hacerlo.

99. A ellos Allah les perdonará, pues Allah es Remisorio, Absolvedor.

100. Quien emigre por la causa de Allah encontrará en la Tierra muchos lugares para refugiarse y sustentarse. Y quien deje tras de sí su hogar para emigrar por la causa de Allah y la de Su Mensajero, y le sorprenda la muerte, Allah le concederá la misma recompensa de quien emigró. Allah es Absolvedor, Misericordioso.

101. Cuando salgáis de viaje, no incurrís en falta si acortáis la oración si teméis que os agredan los incrédulos. Ellos son para vosotros un enemigo evidente.

102. Cuando estés con ellos [¡Oh, Muhammad!] y dirijas la oración, que un grupo permanezca de pie tomando las armas. Cuando os prosternéis, que se pongan detrás de vosotros; luego el grupo que aún no haya orado se adelante y ore contigo tomando sus precauciones y estando armados. Los incrédulos desean que descuidéis vuestras armas y pertrechos para lanzarse sobre vosotros sorpresivamente. No cometéis falta si la lluvia os molesta o estáis enfermos y dejáis las armas, pero tomad vuestras precauciones. Allah ha reservado para los incrédulos un castigo denigrante.

103. Cuando hayáis culminado la oración recordad a Allah de pie, sentados o recostados. Y cuando haya pasado el peligro haced la oración respetando sus preceptos. La oración ha sido prescrita a los creyentes para realizarla en horarios determinados.

104. No desistáis en la persecución de esa gente [los incrédulos]. Si [combatir] os causa pesares, [sabed que] a ellos también les causa pesares. Pero vosotros esperáis de Allah lo que ellos no pueden esperar. Allah es Omnisciente, Sabio.

105. Por cierto que te hemos revelado el Libro con la Verdad para que juzgues entre los hombres con lo que Allah te inspira. No defiendas a los traidores.

106. Pide perdón a Allah, porque Allah es Absolvedor, Misericordioso.

107. No defiendas a quienes se engañan a sí mismos. Allah no ama al traidor, pecador.

108. Pueden esconderse de los hombres pero no de Allah. Él está con ellos cuando pasan la noche tramando lo que no Le complace. Allah sabe bien todo cuanto hacen.

109. Vosotros podéis defenderles en esta vida mundanal pero, ¿quién podrá defenderles de Allah el Día de la Resurrección y quién será su protector?

110. Quien obre mal o cometa iniquidad y luego pida perdón a Allah, encontrará que Allah es Absolvedor, Misericordioso.

111. Quien cometa un pecado, lo hace en perjuicio propio. Allah es Omnisciente, Sabio.

112. Quien cometa una falta o un delito y acuse de ello a un inocente, cargará con su calumnia y un pecado evidente.

113. Si no fuera por el favor que Allah te ha concedido y por Su misericordia, habría intentado un grupo de ellos desviarte. Pero sólo pueden extraviarse a sí mismos y no pueden perjudicarte en nada. Allah te ha revelado el Libro [el Corán] y la sabiduría [la Sunnah ] y te ha enseñado lo que no sabías. El favor de Allah sobre ti es grandioso.

114. En muchas de las conversaciones secretas no hay ningún bien, salvo que sean para realizar una caridad, una buena acción o reconciliar a los hombres. Quien haga esto anhelando complacer a Allah, le agraciaremos con una recompensa grandiosa.

115. Quien se aparte del Mensajero después de habérsele evidenciado la guía, y siga otro camino distinto al de los creyentes, le abandonaremos y lo ingresaremos al Infierno. ¡Qué mal destino!

116. Allah no perdona que se Le atribuyan copartícipes, pero perdona fuera de ello a quien Le place. Quien atribuya copartícipes a Allah se habrá desviado profundamente.

117. Invocan en vez de Él a deidades femeninas. En realidad sólo invocan a un demonio rebelde [Satanás].

118. Allah maldijo a Satanás y éste replicó: Seduciré a una gran mayoría de Tus siervos.

119. Y les desviaré, les daré falsas esperanzas, les ordenaré que hiendan las orejas del ganado [marcándolas como ofrenda para falsas deidades] y que alteren la creación de Allah. Quien tome a Satanás como amigo en lugar de Allah estará evidentemente perdido.

120. Les hace promesas y les da falsas esperanzas, pero Satanás no les promete sino algo ilusorio.

121. Para ellos el Infierno será su morada y no encontrarán escapatoria.

122. A los creyentes que obren rectamente, les ingresaremos en jardines por donde corren los ríos, en los que vivirán eternamente. La promesa de Allah es verdadera. ¿Quién tiene una palabra más veraz que la de Allah?

123. No será según lo anheléis, ni lo que anhele la Gente del Libro. Quien haya obrado mal será castigado por ello y no encontrará fuera de Allah ningún protector ni salvador.

124. Quien obre piadosamente, sea hombre o mujer, y sea creyente, ingresará al Paraíso y no será tratado injustamente en lo más mínimo.

125. ¿Quién practica una mejor religión que aquel que se somete a Allah, es benefactor y sigue la religión de Abraham, que era monoteísta? Allah hizo de Abraham uno de Sus siervos más amados.

126. A Allah pertenece cuanto hay en los cielos y la Tierra. Allah todo lo abarca con Su conocimiento.

127. Te consultan acerca [de la herencia] de las mujeres. Di: Allah os indica al respecto, y también lo que ya se os había revelado en el Libro sobre las huérfanas a las que aún no le habíais otorgado lo que les correspondía y con las que os gustaría casaros, y acerca de los niños indefensos, y también respecto a tratar con equidad a los huérfanos. Y [sabed que] no realizáis ningún bien sin que Allah esté bien enterado de lo que hacéis.

128. Si una mujer temiese que su marido no cumpliere con las obligaciones para con ella o la rechazare, entonces, no incurrirán en falta si llegan a un acuerdo para evitar el divorcio, pues ello es lo mejor. El alma es propensa a la avaricia, pero si hacéis el bien y teméis a Allah, sabed que Allah está bien enterado de cuánto hacéis.

129. No lograréis ser justos con vuestras mujeres aunque así lo deseaseis. No os inclinéis demasiado [por una de ellas] dejando a otra como abandonada. Si sois rectos y teméis a Allah, sabed que Allah es Absolvedor, Misericordioso.

130. Pero si se divorcian, Allah hará que cada uno pueda prescindir del otro por Su gracia. Allah es Vasto, Sabio.

131. A Allah pertenece cuanto hay en los cielos y la Tierra. Hemos ordenado a quienes recibieron el Libro antes que vosotros, y a vosotros también temer a Allah. Si no creéis, a Allah pertenece cuanto hay en los cielos y la Tierra. Allah es Opulento, Loable.

132. A Allah pertenece cuanto hay en los cielos y la Tierra. Allah es suficiente como protector.

133. ¡Oh, hombres! Si Él quisiera os exterminaría y os reemplazaría por otros. Allah tiene el poder para hacerlo.

134. Quien anhele la recompensa de la vida mundanal, sepa que Allah dispone de la recompensa de esta vida y de la otra. Allah es Omnioyente, Omnividente.

135. ¡Oh, creyentes! Sed realmente equitativos cuando deis testimonio por Allah, aunque sea en contra de vosotros mismos, de vuestros padres o parientes cercanos, sea [el acusado] rico o pobre; Allah está por encima de ellos. No sigáis las pasiones y seáis injustos. Si dais falso testimonio o rechazáis prestar testimonio [ocultando la verdad] sabed que Allah está bien informado de cuánto hacéis.

136. ¡Oh, creyentes! Creed en Allah, en Su Mensajero, en el Libro que fue revelado a Su Mensajero y en el Libro que fue revelado anteriormente. Quien no crea en Allah, en Sus Ángeles, en Sus Libros, en Sus Mensajeros y en el Día del Juicio, se habrá desviado profundamente.

137. Por cierto que quienes crean y luego renieguen, después vuelvan a creer y luego renieguen otra vez incrementando su incredulidad, Allah no ha de perdonarles ni guiarles.

138. Anuncia a los hipócritas que sufrirán un castigo doloroso.

139. ¿Acaso toman a los incrédulos como aliados en vez de los creyentes, y buscan a través de ellos el poder? Sepan que el poder pertenece totalmente a Allah.

140. Os ha sido revelado en el Libro que cuando escuchéis que se rechazan los preceptos de Allah o se burlan de ellos, no os quedéis reunidos con quienes lo hagan hasta que no cambien de conversación; porque si no seréis igual a ellos. Allah congregará a todos los hipócritas e incrédulos en el Infierno.

141. Ellos os acechan. Cuando obtenéis una victoria con la ayuda de Allah dicen: ¿Acaso no estábamos con vosotros? Pero si los incrédulos logran un triunfo parcial dicen: ¿Acaso no os ayudamos para vencer y os defendimos de los creyentes? Allah juzgará entre vosotros el Día de la Resurrección. Allah no concederá a los incrédulos la victoria sobre los creyentes.

142. Los hipócritas pretenden engañar a Allah, pero es Él Quien les engaña. Cuando se levantan para hacer la oración lo hacen desganados, sólo la hacen para ser vistos por los demás y no recuerdan a Allah sino poco.

143. [Los hipócritas] Vacilan entre ellos [los creyentes y los incrédulos], no se inclinan por unos ni por otros. A quien Allah desvía no podrás encaminarlo.

144. ¡Oh, creyentes! No toméis a los incrédulos como aliados en vez de los creyentes. ¿Pretendéis darle a Allah una prueba evidente en contra vuestra?

145. Los hipócritas estarán en el lugar más profundo del Fuego y no tendrán quien les salve.

146. Excepto quienes se arrepientan, rectifiquen, aferren a Allah y practiquen la fe sinceramente por Allah. Ellos estarán junto a los creyentes, y Allah concederá a los creyentes una recompensa grandiosa.

147. ¿Para qué iba Allah a castigaros si sois agradecidos y tenéis fe? Allah es Retribuyente, Omnisciente.

148. A Allah no Le place que habléis con términos impropios en público, pero no seréis castigados si lo hacéis en respuesta a una opresión. Allah es Omnioyente, Omnisciente.

149. Si manifestáis una buena obra o la ocultáis, o si perdonáis algún mal, sabed que Allah es Remisorio, Poderoso.

150. Por cierto que quienes no creen en Allah ni en Sus Mensajeros y pretenden hacer distinción entre [la fe en] Allah y Sus Mensajeros diciendo: Creemos en algunos y en otros no, intentando tomar un camino intermedio,

151. Son los verdaderos incrédulos. Y a los incrédulos les tenemos reservado un castigo denigrante.

152. Pero quienes crean en Allah y en Sus Mensajeros sin hacer distingos [de fe] entre ellos, Él les concederá su recompensa. Allah es Absolvedor, Misericordioso.

153. La Gente del Libro [los judíos] te piden que hagas descender un Libro del cielo. Ya le habían pedido a Moisés algo de mayor magnitud, cuando dijeron: Haznos ver a Allah claramente. Y fueron fulminados por un rayo debido a su iniquidad. Luego adoraron el becerro tras haber recibido las evidencias. Pero les perdonamos y concedimos a Moisés pruebas evidentes.

154. Elevamos la montaña por encima de ellos para que aceptaran el pacto [de seguir la Torá ] y le dijimos: Ingresad por la puerta prosternados y no quebrantéis el sábado. Por cierto que concertamos con ellos un pacto firme.

155. [Y no te sorprendas ¡Oh, Muhammad! que te pidan que hagas descender un Libro del cielo, cuando ellos] quebrantaron el pacto, no creyeron en los signos de Allah, mataron a los Profetas injustamente, y dicen: No podemos comprender tus palabras. No es así, si no que Allah endureció sus corazones por su incredulidad y no aceptaron sino a algunos de los Profetas anteriores.

156. Tampoco creyeron [en el Mesías] y manifestaron contra María una calumnia gravísima [acusándola de inmoral].

157. Y dijeron: Hemos matado al Mesías, Jesús hijo de María, el Mensajero de Allah. Pero no le mataron ni le crucificaron, sino que se les hizo confundir con otro a quien mataron en su lugar. Quienes discrepan sobre él tienen dudas al respecto. No tienen conocimiento certero sino que siguen suposiciones, y ciertamente no lo mataron.

158. Allah lo ascendió al cielo [en cuerpo y alma]. Allah es Poderoso, Sabio.

159. Entre la Gente del Libro no habrá nadie que no crea en él [Jesús] antes de su muerte [después de descender otra vez a la Tierra ]. El Día de la Resurrección atestiguará contra ellos.

160. Debido a la iniquidad de los judíos les vedamos cosas buenas que antes les eran permitidas, y por haber desviado a muchos del sendero de Allah.

161. Por lucrar con la usura siendo que se les había prohibido, y por apropiarse de los bienes del prójimo indebidamente. Y por cierto que les reservamos a los incrédulos de entre ellos un castigo doloroso.

162. Pero a los sabios de entre ellos y a quienes creen en lo que te fue revelado y lo que fue revelado antes de ti, a los que hacen la oración prescrita, pagan el Zakât , a quienes creen en Allah y en el Día del Juicio; a ellos les daremos una recompensa grandiosa.

163. Por cierto que te hemos concedido la revelación como lo hicimos con Noé y con los Profetas que le sucedieron. Asimismo revelamos a Abraham, Ismael, Isaac, Jacob, a las doce tribus, Jesús, Job, Jonás, Aarón y Salomón. Y concedimos a David los Salmos.

164. Te mencionamos [¡Oh, Muhammad!] algunos de los Mensajeros que enviamos y otros no. Y sabe que ciertamente Allah habló con Moisés directamente.

165. A estos Mensajeros enviamos como albriciadotes y amonestadores, para que los hombres no tuvieran argumento alguno ante Allah luego de que se les presentasen. Allah es Poderoso, Sabio.

166. Allah atestigua que lo que te reveló [¡Oh, Muhammad!] comprende parte de Su sabiduría. Los Ángeles también lo atestiguan, pero es suficiente Allah como testigo.

167. Por cierto que los incrédulos que desviaron a los hombres del sendero de Allah están extraviados profundamente.

168. A los incrédulos que obren injustamente Allah no les perdonará ni les guiará,

169. Salvo por el camino que conduce al Infierno, en donde morarán. Esto para Allah es algo fácil.

170. ¡Oh, hombres! Os ha llegado el Mensajero con la Verdad de vuestro Señor. Creed pues, esto es lo mejor para vosotros. Y si no creéis, sabed que a Allah pertenece cuanto hay en los cielos y la Tierra. Allah es Omnisciente, Sabio.

171. ¡Oh, Gente del Libro! No os extralimitéis en vuestra religión. No digáis acerca de Allah sino la verdad: Ciertamente el Mesías Jesús hijo de María, es el Mensajero de Allah y Su palabra [¡Sé!] que depositó en María, y un espíritu que proviene de Él. Creed pues, en Allah y en Sus Mensajeros. No digáis que es una trinidad, desistid, pues es lo mejor para vosotros. Por cierto que Allah es la única divinidad. ¡Glorificado sea! Es inadmisible que tenga un hijo. A Él pertenece cuanto hay en los cielos y la Tierra. Es suficiente Allah como protector.

172. El Mesías no menosprecia ser un siervo de Allah, como tampoco los Ángeles allegados. Quien desdeñe adorarle y se ensoberbezca, sepa que todos juntos serán resucitados y congregados ante Él.

173. Pero los creyentes que hayan obrado rectamente, serán retribuidos completamente y les concederá aún más de Sus gracias. En cuanto a quienes hayan desdeñado adorarle y se hayan ensoberbecido, les condenará con un castigo doloroso. No encontrarán, fuera de Allah, ningún protector ni salvador.

174. ¡Oh, hombres! Os han llegado pruebas de vuestro Señor, y hemos hecho descender a vosotros una luz evidente [el Corán].

175. En cuanto a quienes creyeron y se aferraron a Allah, Él tendrá compasión de ellos, les agraciará y les guiará por el sendero recto.

176. Te pedirán tu veredicto. Diles: Allah os da el Suyo acerca de quienes no tienen padres ni hijos. Si un hombre muere sin dejar hijos, pero sí una hermana, ésta heredará la mitad de lo que dejare, y si ella muere sin dejar hijos, él la heredará. Si el difunto deja dos hermanas, éstas heredarán dos tercios de lo que dejare. Si tiene hermanos, varones y mujeres, a cada varón le corresponderá lo mismo que a dos mujeres. Allah os aclara esto para que no os desviéis. Allah es sobre todas las cosas Omnisciente.

En video | En Inglés, Transliterado y Arabe