FANDOM


                                 Al-Mai'dah
Revelada en Medina, después del año quinto de la Hégira. 
Parte de la aleya tres fue revelada durante la peregrinación de despedida “Hoy os he perfeccionado vuestra religión...”.  
Consta de 120 aleyas. 
Basmallah


1. ¡Oh, creyentes! Cumplid con vuestras obligaciones. Se os ha permitido [beneficiaros de] las reses de ganado con las excepciones que se os especifican. La caza no os está permitida mientras estéis consagrados a la peregrinación [o a la ‘Umrah ]. Allah dispone lo que Le place.

2. ¡Oh, creyentes! No profanéis los ritos de Allah, ni los meses sagrados, ni las ofrendas, ni los animales marcados para el sacrificio, ni [provoquéis] a quienes se dirigen a la Casa Sagrada en busca de la gracia y complacencia de su Señor. Podéis cazar cuando dejéis de estar consagrados. Que el rencor que tenéis por aquellos que os impidieron llegar a la Mezquita Sagrada no os lleve a transgredir [la ley]. Ayudaos unos a otros a obrar el bien y apartarse del mal, y no cooperéis en el pecado y la trasgresión. Y temed a Allah; por cierto que Allah es severo en el castigo.

3. Se os ha prohibido [beneficiaros de] la carne del animal muerto por causa natural, la sangre, la carne de cerdo, la de todo animal que haya sido sacrificado invocando otro nombre que no sea el de Allah, la del animal muerto por asfixia, golpes, caída, cornada o matado por las fieras, a menos que haya sido herido por ellas y alcancéis a degollarlo [antes de que muera], y la del que ha sido inmolado en altares [para los ídolos]. Y [se os ha prohibido también] consultar la suerte valiéndoos de flechas, porque todo esto es un desvío. Hoy los incrédulos han perdido las esperanzas de [haceros renunciar a] vuestra religión. No les temáis sino temedme a Mí. Hoy os he perfeccionado vuestra religión, he completado Mi gracia sobre vosotros y he dispuesto que el Islam sea vuestra religión. Y quien, [en caso extremo] por hambre, se vea forzado [y coma de lo vedado] pero sin intención de pecar [transgredir o excederse sepa que,] Allah es Absolvedor, Misericordioso.

4. Te preguntan qué es lícito [comer]. Di: Se os ha permitido todo lo beneficioso. Podéis comer lo que hayan atrapado para vosotros los animales de presa que habéis adiestrado para la caza, tal como Allah os ha enseñado. Y mencionad el nombre de Allah [cuando les deis la orden de cazar], y temed a Allah; Allah es rápido en ajustar cuentas.

5. Hoy se os ha permitido todo lo beneficioso. El alimento [animales sacrificados] de quienes han recibido el Libro [la Torá y el Evangelio] es lícito para vosotros, y vuestro alimento es lícito para ellos. Y [se os ha permitido casaros con] las mujeres recatadas de entre las creyentes y las recatadas de entre aquellos que recibieron el Libro antes que vosotros [judíos y cristianos], a condición de que les deis su dote para casaros con ellas, no para fornicar o tomarlas como amantes. Y quien reniegue de su fe, sus obras habrán sido en vano, y en la otra vida se contará entre los perdedores.

6. ¡Oh, creyentes! Cuando os dispongáis a hacer la oración lavaos el rostro y los brazos hasta el codo, pasaos las manos por la cabeza y [lavaos] los pies hasta el tobillo. Si estáis en estado de impureza mayor, purificaos. Y si estáis enfermos o de viaje, o alguno de vosotros viene de hacer sus necesidades, o habéis tenido relaciones con vuestras mujeres y no encontráis agua, recurrid a tierra limpia y pasáosla por el rostro y las manos. Allah no quiere imponeros ninguna carga, sólo quiere purificaros y completar Su gracia sobre vosotros para que seáis agradecidos.

7. Recordad la gracia que Allah os concedió y el pacto que concertó con vosotros cuando dijisteis: Oímos y obedecemos. Temed a Allah; Allah sabe bien lo que encierran los corazones.

8. ¡Oh, creyentes! Sed firmes con [los preceptos de] Allah, dad testimonio con equidad, y que el rencor no os conduzca a obrar injustamente. Sed justos, porque de esta forma estaréis más cerca de ser piadosos. Y temed a Allah; Allah está bien informado de lo que hacéis.

9. Allah ha prometido a los creyentes que obren rectamente que obtendrán el perdón [de sus pecados] y una magnífica recompensa.

10. Y [en cambio] los incrédulos que desmientan Nuestros signos serán quienes morarán en el fuego del Infierno.

11. ¡Oh, creyentes! Recordad la gracia que Allah os concedió cuando intentaron agredir [al Profeta] y Él lo impidió. Temed a Allah; y que los creyentes se encomienden a Allah.

12. Allah concertó el pacto con los Hijos de Israel y designó de entre ellos doce jefes. Y les dijo: Yo estoy con vosotros. Si hacéis la oración, pagáis el Zakât , creéis en Mis Mensajeros, les auxiliáis y hacéis caridades generosamente en Mi nombre absolveré vuestras faltas y os introduciré en jardines por los que corren los ríos. Y quien de vosotros se niegue a creer después de esto se habrá extraviado del camino recto.

13. Y por haber violado su pacto les maldijimos y endurecimos sus corazones. Ellos tergiversan las palabras [de la Torá ] y olvidan parte de lo que les fue mencionado [en ella]. No dejarás de descubrir en la mayoría de ellos todo tipo de traiciones, a excepción de unos pocos; mas discúlpales y perdónales. Allah ama a los benefactores.

14. Y con quienes decían: Somos cristianos, [también] concertamos el pacto, pero olvidaron parte de lo que les fue mencionado [en el Evangelio]. Y [por tal motivo] sembramos entre ellos la enemistad y el odio hasta el Día de la Resurrección ; y [allí] Allah les informará lo que hicieron.

15. ¡Oh, Gente del Libro! Os ha llegado Nuestro Mensajero para aclararos los preceptos más importantes que habíais ocultado del Libro y obviar otros. Os ha llegado de Allah una luz y un Libro claro [el Corán],

16. Con el cual Allah guía a quienes buscan Su complacencia hacia los caminos de la salvación, los extrae con Su voluntad de las tinieblas hacia la luz, y los dirige por el sendero recto.

17. Son incrédulos quienes dicen: Allah es el Mesías hijo de María. Di: ¿Quién podría impedir que Allah, si así lo quisiese, hiciera desaparecer al Mesías hijo de María, a su madre y a cuanto hay en la Tierra de una sola vez? De Allah es el reino de los cielos y la Tierra , y de todo lo que existe entre ellos. Allah crea lo que Le place, y Él tiene poder sobre todas las cosas.

18. Los judíos y los cristianos dicen: Somos los hijos de Allah y Sus amados. Di: ¿Por qué, entonces, os castiga por vuestros pecados? No sois sino como el resto de la humanidad que Él ha creado. Perdona a quien Él quiere y castiga a quien Él quiere. De Allah es el reino de los cielos y la Tierra , y todo lo que existe entre ellos, y ante Él compareceremos.

19. ¡Oh, Gente del Libro! Os ha llegado Nuestro Mensajero para adoctrinaros, luego de transcurrir un tiempo en el que no os fue enviado ningún Mensajero para que no digáis: No se nos ha presentado ningún albriciador ni amonestador. Ahora, sí os ha llegado un albriciador y amonestador, y Allah tiene poder sobre todas las cosas.

20. Y cuando Moisés dijo a su pueblo: ¡Oh, pueblo mío! Recordad la gracia que Allah os concedió al hacer surgir Profetas entre vosotros, haceros reyes y agraciaros con lo que no agració a nadie de entre vuestros contemporáneos.

21. ¡Oh, pueblo mío! Entrad en la Tierra Santa [Palestina] que Allah destinó para vosotros y no Me desobedezcáis, porque [entonces] habréis perdido [en esta vida y en la otra].

22. Dijeron: ¡Oh, Moisés! En ella hay un pueblo de colosos y no entraremos hasta que no la abandonen, y sólo si lo hacen entraremos.

23. Dos hombres de los que temían [a Allah] y a los que Allah había agraciado [con la fe] dijeron: Atacadles sorpresivamente por la puerta, porque una vez que hayáis ingresado por ella la victoria será vuestra. Y encomendaos a Allah si sois reyentes.

24. Dijeron: ¡Oh, Moisés! No ingresaremos mientras permanezcan dentro de ella. Ve tú, pues, con tu Señor y combatidles, que nosotros nos quedaremos aquí.

25. Dijo: ¡Señor mío! Sólo tengo control de mis actos y autoridad sobre mi hermano, apártanos pues, de los extraviados.

26. Dijo [Allah a Moisés]: Les estará prohibida [la entrada en la Tierra Santa ] durante cuarenta años, tiempo en el que vagarán por la Tierra. No te aflijas por quienes se desviaron.

27. Cuéntales tú la historia auténtica de los dos hijos de Adán, cuando ofrecieron una oblación y le fue aceptada a uno pero al otro no. Dijo [este último por envidia a su hermano]: Te mataré. Dijo [su hermano respondiéndole]: Allah sólo acepta [las oblaciones] de los piadosos.

28. Aunque extiendas tu mano para matarme yo no extenderé la mía para hacerlo, yo temo a Allah Señor del Universo.

29. Quiero que cargues con el pecado de matarme más tus otros pecados, y seas de los moradores del Fuego. Ése es el castigo de los inicuos.

30. Y su alma le instigó a que matase a su hermano y lo hizo, contándose [con esto] entre los perdedores.

31. Allah envió un cuervo para que escarbase la tierra y le mostrase cómo ocultar el cadáver de su hermano. Dijo: ¡Ay de mí! ¿Es que no soy capaz de hacer como este cuervo y ocultar el cadáver de mi hermano? Y [luego de enterrarlo] se contó entre los arrepentidos.

32. Por esta razón decretamos para los Hijos de Israel que quien mata a una persona sin que ésta haya cometido un crimen o sembrado la corrupción en la Tierra es como si matase a toda la humanidad. Y quien salva una vida es como si salvase a toda la humanidad. Por cierto que Nuestros Mensajeros se presentaron ante ellos con las evidencias. Pero muchos, a pesar de esto, se excedieron en la Tierra.

33. El castigo de quienes hacen la guerra a Allah y a Su Mensajero y siembran en la Tierra la corrupción es que se les mate, o crucifique, o se les ampute una mano y el pie opuesto o se les destierre. Esto es para que sean denigrados en esta vida, y en la otra tendrán un terrible castigo.

34. Pero quienes se arrepientan y no sean apresados sepan que Allah es Absolvedor, Misericordioso.

35. ¡Oh, creyentes! Temed a Allah y buscad acercaros a Él; y luchad por Su causa que así tendréis éxito.

36. Por cierto que los incrédulos, aunque tuvieran todo cuanto existe en la Tierra y otro tanto similar para ofrecerlo como rescate y librarse con ello del castigo del Día de la Resurrección , no se les aceptará, y ellos recibirán un castigo doloroso.

37. Querrán salir del Fuego pero no podrán hacerlo, y tendrán un castigo perpetuo.

38. Al ladrón y a la ladrona cortadles la mano como castigo por lo que han cometido. Esto es un escarmiento que ha dictaminado Allah. Allah es Poderoso, Sabio.

39. Quien se arrepienta después de una injusticia que hubiere cometido y se enmiende, Allah le perdonará. Allah es Absolvedor, Misericordioso.

40. ¿Acaso no sabes que de Allah es el reino de los cielos y la Tierra ? Castiga a quien Él quiere y perdona a quien Él quiere. Y Allah tiene poder sobre todas las cosas.

41. ¡Oh, Mensajero! Que no te entristezca [lo que hacen] quienes se precipitan en la incredulidad, entre aquellos hay quienes dicen: Creemos, pero no hay fe en sus corazones. Entre los judíos hay quienes prestan oídos a la mentira y te escuchan para informar a otros que no se han presentado ante ti. Tergiversan las palabras [del Libro] y dicen: Si se os juzga como os gusta aceptadlo, pero si no rechazadlo. Y a quien Allah quiere extraviar no podrás hacer nada para salvarlo. Ésos son a quienes Allah no ha querido purificar sus corazones. Serán denigrados en esta vida, y en la otra tendrán un terrible castigo.

42. Prestan oídos a la mentira y comen vorazmente de lo ilícito. Y si se presentan ante ti [para que juzgues entre ellos], hazlo o no intervengas [si no quieres]. Si no intervienes, no podrán perjudicarte en absoluto; y si juzgas entre ellos, hazlo con equidad. Allah ama a los justos.

43. ¿Y cómo van a delegar el juicio en ti, si teniendo la Torá en la que se encuentra el juicio de Allah no lo aplican? Ésos no son creyentes.

44. Hemos revelado la Torá. En ella hay guía y luz. De acuerdo a ella, los Profetas que se sometieron a Allah emitían los juicios entre los judíos, [también lo hacían] los rabinos y juristas según lo que se les confió del Libro de Allah y del cual eran testigos. No temáis a los hombres, temedme a Mí; y no cambiéis Mis preceptos por un vil precio. Quienes no juzgan conforme a lo que Allah ha revelado, ésos son los incrédulos.

45. Les hemos prescrito en ella [ la Torá , la ley del Talión]: Vida por vida, ojo por ojo, nariz por nariz, oreja por oreja, diente por diente, y con las heridas [también aplicad] la ley del talión. Y si los familiares de la víctima perdonan [que se le aplique la pena al culpable], le serán borrados [por ello] sus pecados. Quienes no juzgan conforme a lo que Allah ha revelado, ésos son los inicuos.

46. E hicimos que les sucediera [a los Profetas de los Hijos de Israel] Jesús hijo de María, para que confirmase lo que ya había en la Torá. Le revelamos el Evangelio en el que hay guía y luz, como corroboración de lo que ya había en la Torá. Así también, como guía y exhortación para los piadosos.

47. Que la gente del Evangelio juzgue según lo que Allah ha prescrito en él. Y quienes no juzgan conforme a lo que Allah ha revelado, ésos son los descarriados.

48. Te hemos revelado [a ti, ¡Oh Muhammad!] el Libro [el Corán] con la Verdad , que corrobora y mantiene vigente lo que ya había en los Libros revelados. Juzga, pues, entre ellos conforme a lo que Allah ha revelado y no sigas sus pasiones apartándote de la Verdad que has recibido. A cada nación de vosotros le hemos dado una legislación propia y una guía. Y si Allah hubiera querido habría hecho de vosotros una sola nación, pero quiso probaros con lo que os designó. Apresuraos a realizar buenas obras. Compareceréis ante Allah, y Él os informará acerca de lo que discrepabais.

49. Juzga entre ellos conforme a lo que Allah ha revelado, y no sigas sus pasiones. Sé precavido con ellos, no sea que te seduzcan desviándote en algo de lo que Allah te ha revelado. Y si se rehúsan [a seguir lo que tú has dictaminado], sabe que Allah desea afligirles por algunos de sus pecados, y que mucho de los hombres están descarriados.

50. ¿Acaso pretenden un juicio pagano? ¿Y quién mejor juez que Allah para quienes están convencidos de su fe?

51. ¡Oh, creyentes! No toméis a los judíos ni a los cristianos por aliados. Ellos son aliados unos de otros. Y quien de vosotros se alíe con ellos será uno de ellos. Allah no guía a los inicuos.

52. Y verás que quienes tienen una enfermedad en sus corazones [la duda] van corriendo a ellos y les dicen: Tememos que nos sorprenda un revés. Pero puede que Allah os haya deparado la victoria o algún otro decreto Suyo, y entoncestengan que arrepentirse de lo que creían.

53. Los creyentes dirán: ¿Son éstos quienes juraron solemnemente por Allah que estaban con vosotros? Sus obras habrán sido en vano y se contarán entre los perdedores.

54. ¡Oh, creyentes! Si algunos de vosotros reniegan de su religión, Allah les sustituirá por otros a quienes amará y ellos Le amarán, y que serán compasivos con los creyentes, severos con los incrédulos, y combatirán por la causa de Allah sin temer algún reproche. Ésta es la gracia de Allah que concede a quien Él quiere; y Allah es Vasto, Omnisciente.

55. Vuestros aliados son sólo Allah, Su Mensajero y los creyentes que hacen la oración prescrita, pagan el Zakât y se inclinan [en la oración].

56. Y quienes tomen por aliados a Allah, a Su Mensajero y a los creyentes, [sepan que] quienes están con Allah serán los vencedores.

57. ¡Oh, creyentes! No toméis por aliados a quienes recibieron el Libro antes que vosotros [judíos y cristianos] ni a los incrédulos. Éstos toman vuestra religión a burla y como un juego. Y temed a Allah, si sois creyentes.

58. Cuando llamáis para la oración, se burlan y la toman como un juego. Obran así porque no comprenden.

59. Di: ¡Oh, Gente del Libro! ¿Acaso nos reprocháis que creamos en Allah, en lo que nos fue revelado y en lo que fue revelado anteriormente, cuando la mayoría de vosotros estáis desviados?

60. Di: ¿No queréis que os informe sobre quienes son peores que éstos ante Allah? Son quienes Allah maldijo, incurrieron en Su ira y los convirtió en monos y cerdos, y quienes adoraron a los demonios. Ésos son los que se encuentran en una situación peor y son los más extraviados del camino recto.

61. Cuando se os presentan dicen: Creemos, pero de hecho desde que se encuentran con vosotros hasta incluso después que se retiran siguen siendo incrédulos. Y Allah sabe bien lo que ocultan.

62. Y verás a muchos de ellos precipitarse en el pecado, la injusticia y comer de lo ilícito. ¡Qué mal es lo que hacen!

63. Mejor sería que los rabinos y juristas les prohibiesen mentir y comer de lo ilícito. ¡Qué mal es lo que hacen!

64. Los judíos dicen: La mano de Allah está cerrada [y no concede Sus gracias]. Sus propias manos quedaron cerradas y fueron maldecidos por lo que dijeron. Por el contrario, Sus ambas manos están abiertas y sustentan como Él quiere. Lo que te ha sido revelado por tu Señor acrecentará en muchos de ellos la rebeldía y la incredulidad. Hemos sembrado entre ellos la enemistad y el odio hasta el Día de la Resurrección. Siempre que enciendan el fuego de la guerra, Allah lo apagará. Se afanan por corromper en la Tierra , y Allah no ama a los corruptores.

65. Y si la Gente del Libro creyera y temiera a Allah, les borraríamos sus pecados y les introduciríamos en los Jardines de las Delicias.

66. Si observaran la Torá , el Evangelio y lo que les ha sido revelado por su Señor [el Corán], serían sustentados con las gracias del cielo y la tierra. Entre ellos hay quienes son moderados, pero su mayoría obran mal.

67. ¡Oh, Mensajero! Transmite lo que te ha sido revelado por tu Señor. Si no lo haces [omitiendo algo], no habrás comunicado Su Mensaje. Allah te protegerá de los hombres. Allah no guía a los incrédulos.

68. Di: ¡Oh, Gente del Libro! No tendréis fundamento alguno mientras no observéis la Torá , el Evangelio y lo que os ha sido revelado por vuestro Señor. Lo que te ha sido revelado por tu Señor acrecentará en muchos de ellos la rebeldía y la incredulidad; pero no te aflijas por los incrédulos.

69. Por cierto que quienes de entre los creyentes, judíos, sabeos y cristianos crean en Allah y en el Día del Juicio, y obren con rectitud no temerán ni se entristecerán.

70. Concertamos el pacto con los Hijos de Israel y les enviamos Mensajeros. Siempre que un Mensajero se presentaba ante ellos con algo que no les gustaba, le desmentían o le mataban.

71. Creían que no iban a ser castigados y se enceguecieron y ensordecieron [no queriendo prestar oídos a la Verdad ]. Luego Allah los perdonó, pero muchos de ellos volvieron a caer en lo mismo. Y Allah ve bien lo que hacen.

72. Son incrédulos quienes dicen: Allah es el Mesías hijo de María. El mismo Mesías dijo: ¡Oh, Hijos de Israel! Adorad a Allah, pues Él es mi Señor y el vuestro. A quien atribuya copartícipes a Allah, Él le vedará el Paraíso y su morada será el Infierno. Los inicuos jamás tendrán auxiliadores.

73. Son incrédulos quienes dicen: Allah es parte de una trinidad. No hay más que una sola divinidad. Si no desisten de lo que dicen, un castigo doloroso azotará a quienes [por decir eso] hayan caído en la incredulidad.

74. ¿Acaso no van a arrepentirse y pedirle perdón a Allah? Allah es Absolvedor, Misericordioso.

75. El Mesías hijo de María es sólo un Mensajero, igual que los otros Mensajeros que le precedieron, y su madre fue una fiel y veraz creyente. Ambos comían alimentos [como el resto de la humanidad]. Observa cómo les explicamos las evidencias y observa cómo [a pesar de esto] se desvían.

76. Di: ¿Acaso adoraréis en lugar de Allah a lo que no puede perjudicaros ni beneficiaros? Allah es Omnioyente, Omnisciente.

77. Di: ¡Oh, Gente del Libro! No os excedáis en vuestra fe tergiversando la Verdad , y no sigáis las pasiones de quienes se extraviaron anteriormente e hicieron que muchos [también] se extraviaran, y se desviaron del camino recto.

78. Fueron maldecidos quienes no creyeron de entre los Hijos de Israel por boca de David y de Jesús hijo de María. Esto fue porque desobedecieron y fueron transgresores.

79. No se censuraban unos a otros los pecados que cometían. ¡Qué malo es lo que hacían!

80. Ves a muchos de ellos tomar por aliados a los incrédulos. ¡Qué malo es a lo que les indujeron sus almas! La ira de Allah cayó sobre ellos, y tendrán un castigo eterno.

81. Si hubieran creído en Allah, en el Profeta y en lo que le fue revelado no los habrían tomado por aliados, pero muchos de ellos están desviados.

82. Encontrarás que los peores enemigos de los creyentes son los judíos y los idólatras, y los más allegados a ellos en afecto son quienes dicen: Somos cristianos. Esto es porque entre ellos hay sacerdotes y monjes [sabios y desapegados], y por que no son soberbios.

83. Y cuando oyen lo que le ha sido revelado al Mensajero ves que sus ojos se inundan de lágrimas porque reconocen la Verdad. Dicen : ¡Señor nuestro! Creemos, cuéntanos pues, entre quienes son testigos [de la Verdad ].

84. ¿Y por qué no habríamos de creer en Allah y en lo que nos ha llegado de la Verdad si anhelamos que nuestro Señor nos introduzca [al Paraíso] con los justos?

85. Allah les recompensará por lo que dijeron con jardines por los que corren los ríos, y en los que estarán eternamente. Y ésa es la recompensa de los benefactores.

86. Y quienes no crean y desmientan Nuestros signos morarán en el fuego del Infierno.

87. ¡Oh, creyentes! No prohibáis las cosas buenas que Allah os ha permitido, y no transgredáis [la ley]. Allah no ama a los transgresores.

88. Comed de lo lícito y bueno que Allah os ha proveído, y temed a Allah, en Quien vosotros creéis.

89. Allah no os castigará por los juramentos [que hagáis] sin intención, pero sí por los que hayáis hecho deliberadamente. Éstos deberán expiarse alimentando a diez pobres como soléis alimentar a vuestra familia, o vistiéndoles, o liberando a un esclavo. Quien no encuentre los medios [para hacer una de estas tres opciones] deberá ayunar tres días. Ésta es la expiación para vuestros juramentos [si no los cumplís]. No os acostumbréis a jurar, y cuando lo hagáis cumplid. Así es cómo Allah explica Sus leyes para que seáis agradecidos.

90. ¡Oh, creyentes! Los embriagantes, los juegos de apuesta, los altares [sobre los cuales eran degollados los animales como ofrenda para los ídolos] y consultar la suerte valiéndoos de flechas son una obra inmunda de Satanás. Absteneos de ello y así tendréis éxito.

91. Satanás sólo pretende sembrar entre vosotros la enemistad y el odio valiéndose de los embriagantes y los juegos de apuesta, y apartaros del recuerdo de Allah y la oración. ¿Acaso no vais a absteneros?

92. Obedeced a Allah, obedeced al Mensajero y precaveos [de desobedecerles]. Y si os rehusáis, sabed que Nuestro Mensajero sólo tiene la obligación de transmitir [el Mensaje] con claridad.

93. Quienes crean y obren rectamente no serán reprochados por lo que hayan disfrutado [anteriormente de lo ilícito] siempre que teman a Allah [acatando Sus órdenes], crean y obren rectamente, luego teman a Allah [manteniéndose firmes en el acatamiento de Sus órdenes] y crean, luego teman a Allah [acercándose a Él] y hagan el bien. Allah ama a los benefactores.

94. ¡Oh, creyentes! Allah os pone a prueba prohibiendo la caza que podéis obtener con vuestras manos o vuestras lanzas [mientras estéis consagrados a la peregrinación] para distinguir quién Le teme a pesar de no verle. Quien transgreda después de esto, tendrá un castigo doloroso.

95. ¡Oh, creyentes! No cacéis mientras estéis consagrados a la peregrinación [o a la ‘Umrah ]. Quien de vosotros lo haga deliberadamente, deberá compensarlo sacrificando una res de ganado equivalente a la que mató, la que será determinada por dos personas justas de entre vosotros y será ofrendada en la Ka ‘bah , o deberá hacer una expiación alimentando a pobres o ayunando un plazo equivalente, para que sufra y comprenda las consecuencias de sus faltas. Allah perdona lo que se haya cometido en el pasado [por ignorar su prohibición], pero quien reincida, sepa que Allah se vengará de él. Allah es Poderoso, y se venga [castigando a los inicuos por sus pecados].

96. Se os ha permitido [comer de] lo que pesquéis o halléis en el mar, para vuestro beneficio y el de los viajeros; y se os ha prohibido la caza mientras estéis consagrados a la peregrinación [o a la ‘Umrah ]. Temed a Allah, ante Quien seréis congregados.

97. Allah ha hecho de la Ka ‘bah una Casa Sagrada, un lugar de adoración para los hombres, [y también ha designado] los meses sagrados, las ofrendas y los animales marcados para el sacrificio. Esto para que sepáis que Allah conoce cuanto hay en los cielos y la Tierra , y que Allah tiene el conocimiento de todas las cosas.

98. Sabed que Allah castiga severamente, pero también que Allah es Absolvedor, Misericordioso.

99. El Mensajero sólo tiene la obligación de transmitir el Mensaje; y Allah sabe lo que manifestáis y lo que ocultáis.

100. Di: Lo malo y lo bueno jamás podrán equipararse, aunque te guste la abundancia de lo malo. Temed, pues, a Allah ¡Oh, hombres de intelecto! que así tendréis éxito.

101. ¡Oh, creyentes! No preguntéis por asuntos [que no han sido revelados y] que si os fuesen revelados os disgustarían. Pero si preguntáis sobre ellos cuando hayan sido revelados en el Corán, se os explicará. Allah os perdonará por ello, Allah es Absolvedor, Tolerante.

102. Por cierto que ya hubo antes que vosotros quienes hicieron esas preguntas, y luego [que se les revelara] se negaron a aceptarlas.

103. Allah no prescribió ni bahîrah [nombre dado a la camella que se consagraba a los ídolos por lo que no debía ser ordeñada] ni sâ'ibah [nombre dado a la camella que se consagraba a los ídolos por lo que se la dejaba pastar libremente] ni uasîlah [nombre dado a la oveja o cabra que en su séptimo parto paría un macho y una hembra por lo que se la consagraba a los ídolos y no se la sacrificaba] ni hâm [nombre dado al camello semental que luego de servir diez veces se consagraba a los ídolos por lo que no se lo podía utilizar para montura]. Son los incrédulos quienes han inventado estos ritos, mintiendo acerca de Allah. La mayoría de ellos no razonan.

104. Y cuando se les dice: Acercaos a lo que Allah ha revelado y al Mensajero, dicen: Nos es suficiente con lo que nos transmitieron nuestros padres, aun cuando sus padres no sabían nada ni estaban bien encaminados.

105. ¡Oh, creyentes! Velad por vuestras propias almas. Quien se desvíe no podrá perjudicaros, si estáis encaminados. A Allah volveréis todos vosotros, y Él os informará de lo que hacíais.

106. ¡Oh, creyentes! Cuando la agonía de la muerte os llegue y os dispongáis a testar, recurrid al testimonio de dos personas justas de los vuestros, o bien a dos extraños si estáis de viaje y os sobreviene la [agonía de la] muerte. Si dudáis de ellos, retenedlos hasta después de la oración para que juren por Allah: No venderemos nuestro testimonio a ningún precio, aunque se tratare a favor de un pariente, ni ocultaremos el testimonio de Allah, porque de hacerlo nos contaríamos entre los pecadores.

107. Si se descubre que cometieron un pecado [al no cumplir su juramento], otros dos les sustituirán; y éstos serán [elegidos] de entre los parientes con más derecho [a su herencia] y jurarán por Allah: Nuestro testimonio es más digno de ser creído que el de ellos y no somos transgresores; porque de serlo nos contaríamos entre los inicuos.

108. Esto es lo más adecuado para lograr que presten testimonio como es debido, o que teman que se presten otros juramentos después de los suyos. Y temed a Allah y escuchad. Allah no guía a los desviados.

109. El día que Allah reúna a los Mensajeros y diga: ¿Cómo os han respondido [aquellos a quienes fuisteis enviados]? Dirán: No tenemos conocimiento; Tú eres Quien conoce lo oculto.

110. Cuando Allah dijo: ¡Oh, Jesús hijo de María! Recuerda la gracia que os concedí a ti y a tu madre, cuando te di fuerzas mediante el Espíritu Santo [el Ángel Gabriel] y hablaste a la gente estando en la cuna y de adulto, y te enseñé la escritura, la sabiduría, la Torá y el Evangelio. Y cuando hiciste con arcilla la forma de un pájaro con Mi anuencia, luego soplaste en él y se convirtió en pájaro con Mi anuencia, y curaste al ciego de nacimiento y al leproso con Mi anuencia, y resucitaste a los muertos con Mi anuencia. Y te protegí de los Hijos de Israel cuando te presentaste ante ellos con las evidencias y los incrédulos de entre ellos dijeron: Esto no es más que una magia evidente.

111. E inspiré a los discípulos [de Jesús] que creyeran en Mí y en Mi Mensajero, y exclamaron: ¡Creemos! Sé testigo de nuestra sumisión.

112. Y cuando éstos dijeron: ¡Oh, Jesús hijo de María! ¿Puede tu Señor hacernos descender del cielo una mesa servida? Respondió: Temed a Allah, si sois creyentes.

113. Dijeron: Queremos comer de ella para que nuestros corazones se sosieguen, saber que nos has dicho la verdad y poder ser testigos de ella.

114. Dijo Jesús hijo de María: ¡Oh, Allah, Señor nuestro! Desciéndenos del cielo una mesa servida que sea para nosotros una conmemoración, tanto para los primeros como para los últimos [de nuestra nación], y un signo proveniente de Ti. Y susténtanos, pues Tú eres el mejor de los sustentadores.

115. Dijo Allah: Os la haré descender; más quien de vosotros después de esto no crea, le castigaré como no he castigado a nadie.

116. Y cuando dijo Allah: ¡Oh, Jesús hijo de María! ¿Eres tú quien ha dicho a los hombres: Tomadnos a mí y a mi madre como divinidades en vez de Allah? Dijo: ¡Glorificado seas! No me corresponde decir algo sobre lo que no tengo derecho. Si lo hubiera dicho Tú lo sabrías. Tú conoces lo que encierra mi alma, mientras que yo ignoro lo que encierra la Tuya. Tú eres Quien conoce lo oculto.

117. No les he dicho sino lo que Tú me has ordenado: Adorad a Allah, mi Señor y el vuestro. Mientras permanecí con ellos velé por ellos, pero después de que me llevaste contigo fuiste Tú Quien les vigiló. Tú eres testigo de todas las cosas.

118. Si les castigas tienes derecho, pues ellos son Tus siervos, y si les perdonas, Tú eres Poderoso, Sabio.

119. Allah dirá [el Día del Juicio]: Éste es el día en que los sinceros son beneficiados por su sinceridad. Ellos tendrán jardines por donde corren los ríos y en los que estarán eternamente. Allah se complacerá con ellos y ellos con Él. Éste es el gran triunfo.

120. A Allah pertenece el reino de los cielos y la Tierra , y todo lo que existe entre ellos; y Él tiene poder sobre todas las cosas.

En Inglés, Transliterado y Arabe