FANDOM


                                 Al-An'am
Revelada en La Meca, poco antes de la Hégira. 
Toma su nombre de la mención de distintas prácticas paganas relacionadas con el ganado. 
Consta de 165 aleyas. 
Basmallah

1. Alabado sea Allah que creó los cielos y la Tierra , y originó las tinieblas y la luz. Sin embargo los incrédulos asocian copartícipes a su Señor.

2. Él es Quien os creó de barro y luego decretó un término de vida; y hay un término [también] que Él ha fijado [para la Resurrección ], sin embargo dudáis.

3. Y Él es adorado en los cielos y en la Tierra. Sabe lo que ocultáis y lo que manifestáis, y sabe lo que hacéis.

4. Cada vez que les llega un signo de su Señor [a los idólatras] se niegan a creer en él.

5. Por cierto que desmintieron la Verdad [el Corán] cuando les llegó, pero ya verán las consecuencias de haberse burlado.

6. ¿Acaso no ven cuántas generaciones anteriores a ellos hicimos sucumbir? Les oncedimos más poder en la Tierra que a vosotros, les enviamos abundantes lluvias e hicimos que los ríos corrieran cerca de sus viviendas. Pero a pesar de todo, les exterminamos [como castigo] por sus pecados, e hicimos surgir después de ellos nuevas generaciones.

7. Y aunque te hubiéramos enviado un libro escrito en un pergamino y hubieran podido palparlo con sus manos, los incrédulos habrían dicho: Esto no es más que una magia evidente.

8. Y [también] dijeron: ¿Por qué no se envía un Ángel con él [el Mensajero]? Pero si hubiésemos enviado a un Ángel se habría decretado acabar con ellos y no hubieran sido tolerados.

9. Si hubiéramos enviado [en lugar de un hombre] a un Ángel, le habríamos dado apariencia humana y hubiéramos hecho que lo confundiesen.

10. Por cierto que [también] se burlaron de otros Mensajeros anteriores a ti, pero el castigo les azotó por ello.

11. Diles [¡Oh, Muhammad!]: Transitad por la Tierra y observad cuál fue el destino de los incrédulos que desmintieron.

12. Pregúntales [a los idólatras]: ¿A quién pertenece cuanto hay en los cielos y en la Tierra ? Di: Pertenece a Allah. Él ha decretado que Su misericordia esté por encima de Su ira, y os reunirá el Día indubitable de la Resurrección. Pero quienes están perdidos [en esta vida] no creerán.

13. A Él pertenecen las criaturas que transitan en la noche y en el día, y Él es Omnioyente, Omnisciente.

14. Diles: ¿Acaso tomaré como protector a otro en lugar de Allah, [siendo Él] Originador de los cielos y la Tierra , y Quien alimenta sin tener necesidad de ser alimentado? Di: Se me ha ordenado ser el primero en someterse a Allah y no contarme entre quienes Le asocian copartícipes.

15. Di: Temo que si desobedezco a mi Señor me azote el castigo de un día terrible.

16. Quien sea eximido [del castigo] ese día será porque Allah se apiadó de él; y ése será el triunfo verdadero.

17. Si Allah te impone un mal sólo Él podrá apartarlo, y si te agracia con un bien es porque Él tiene poder sobre todas las cosas.

18. Él tiene total dominio sobre Sus siervos, y Él es Sabio y está informado de lo que hacéis.

19. Pregúntales: ¿Quién es el testigo más fehaciente? Di: Es Allah, y es Él testigo entre nosotros. Me ha sido revelado este Corán para advertiros con él, a vosotros y a quienes [también] alcance [el Mensaje]. ¿Acaso daríais testimonio de que existen otras divinidades junto con Allah? Diles: Haced lo que queráis, yo no lo haré. Él es la única divinidad, y soy inocente de lo que vosotros Le asociáis.

20. Aquellos a quienes les dimos el Libro [judíos y cristianos] lo conocen [al Profeta Muhammad] como a sus propios hijos, pero quienes están perdidos no creen.

21. ¿Acaso existe alguien más inicuo que quien inventa mentiras acerca de Allah o desmiente Sus preceptos? Por cierto que los inicuos no tendrán éxito.

22. El día que congreguemos a todos y digamos a quienes asociaron copartícipes a Allah: ¿Dónde están los que creíais eran mis asociados?

23. Entonces no tendrán más excusa que decir: ¡Juramos por Allah, nuestro Señor, que no Le asociábamos nada!

24. Mira cómo se desmienten y se desvanece todo aquello que inventaron.

25. Hay entre ellos quienes te escuchan [cuando recitas el Corán], pero hemos sellado sus corazones y ensordecido sus oídos para que no lo entiendan. Y aunque vieran toda clase de signos, no creerían en ellos. Y cuando se presentan los incrédulos ante ti para discutirte dicen: Esto no es más que una fábula de nuestros ancestros.

26. Ellos se apartan de él y le prohíben a los demás [seguir al Mensajero], pero sólo se destruyen a sí mismos sin darse cuenta.

27. Y si pudieras ver [¡Oh, Muhammad!, lo terrible que será] cuando sean detenidos ante el Fuego y digan: Ojalá fuésemos retornados [a la vida mundanal], entonces no desmentiríamos los signos de nuestro Señor y seríamos creyentes.

28. ¡Pero no! Saldrá a la luz lo que antes ocultaban. Y si se les diera la oportunidad de regresar [a la vida mundanal] volverían a [cometer] lo que se les había prohibido [asociarle copartícipes a Allah], por cierto que mienten.

29. Y decían: No hay más vida que ésta y jamás seremos resucitados.

30. Y si pudieras ver [¡Oh, Muhammad!, lo terrible que será] cuando sean llevados ante su Señor y se les diga: ¿Acaso no es esto [ la Resurrección y el Juicio Final] verdad?, y ellos respondan: ¡Juramos por nuestro Señor que sí! Entonces se les dirá: Sufrid el castigo por no haber creído.

31. Por cierto que habrán perdido quienes hayan desmentido el encuentro con Allah. Y cuando les sorprenda la hora [de la Resurrección ] dirán: ¡Ay de nosotros por lo que no hicimos! Y cargarán con los pecados sobre sus espaldas. ¿No es horrible lo que cargan?

32. Esta vida mundanal no es más que juego y diversión, y la otra vida es mejor para los piadosos. ¿Acaso no razonáis?

33. Por cierto que sabemos que te apena lo que dicen [sobre ti]. No es a ti a quien desmienten, sino que lo que los inicuos rechazan son los signos de Allah.

34. Por cierto que [también] fueron desmentidos otros Mensajeros anteriores a ti, y soportaron con paciencia que les desmintieran y hostigaran hasta llegarles Nuestro auxilio. Las promesas de Allah son inalterables; y por cierto que te hemos relatado las historias de los Mensajeros [como consuelo].

35. Aunque te resulte muy penoso que se nieguen a creer, por más que busques a través de un túnel en la tierra o de una escalera en el cielo una prueba para que crean no podrás hacerles creer. Si Allah hubiese querido les habría guiado a todos. No te apenes por los que no creen.

36. Sólo responden [a tu llamada] aquellos que escuchan; y a los muertos [de corazón, por su incredulidad] Allah les resucitará y a Él comparecerán.

37. Dijeron [los incrédulos de La Meca]: ¿Por qué no se le ha concedido un milagro procedente de su Señor [como los concedidos a Moisés]? Diles [¡Oh, Muhammad!]: Allah es capaz de enviar un milagro [como lo pedís]. Pero la mayoría de ellos no lo saben.

38. No hay criatura que camine en la tierra o vuele con sus dos alas que no forme una comunidad igual que vosotros. No hemos omitido nada en el Libro. Éstas [criaturas] también serán congregadas ante su Señor [el Día del Juicio].

39. Quienes desmienten Nuestras leyes son sordos, mudos, y caminan en las tinieblas [de la incredulidad]. Allah extravía a quien quiere, y conduce por el sendero recto a quien quiere.

40. Diles: ¿Qué os parece si os llegara el castigo de Allah u os sorprendiera la Hora [el Día del Juicio], invocaríais a otro que no fuera Allah? Respondedme si sois sinceros.

41. Pero es Él a Quien invocáis cuando os azota un mal olvidándoos de quienes Le asociáis; y por cierto que Él es Quien, si quiere, puede libraros del mismo.

42. Y por cierto que enviamos [Mensajeros] a naciones anteriores a ti y les castigamos con la miseria y las enfermedades [por haberles desmentido], para que así Nos invocasen.

43. Hubiera sido mejor que Nos hubiesen implorado cuando les llegó Nuestro castigo. Pero sus corazones se endurecieron y Satanás les embelleció lo que hacían.

44. Pero al olvidarse de lo que le ocurrió a quienes les precedieron [la miseria y las enfermedades que les azotaron] les abrimos las puertas de la fortuna, y cuando se contentaron por lo que les había sido concedido les sorprendimos con el castigo, y perdieron toda esperanza [de que les alcanzara nuevamente la misericordia de Allah].

45. Y fue exterminado hasta el último de los inicuos. ¡Alabado sea Allah, Señor del Universo!

46. Diles: ¿Si Allah os privara de la facultad de oír y de ver, y sellara vuestros corazones, qué otra divinidad en vez de Allah os lo podría devolver? Observa cómo les evidenciamos los signos, y aun así los rechazan.

47. Diles: Si el castigo de Allah llegara repentinamente o lo vierais venir, éste sólo azotaría a los inicuos.

48. Y no hemos enviado a los Mensajeros sino para que albricien y adviertan a los hombres. Quienes crean y se enmienden no temerán ni se entristecerán [el Día del Juicio].

49. Y a quienes desmientan Nuestros signos les alcanzará el castigo por haberse desviado.

50. Diles: No os digo que poseo los tesoros de Allah, ni conozco lo oculto, ni tampoco os digo ser un Ángel, sólo sigo lo que se me ha revelado; y di: ¿Acaso pueden equipararse el ciego y el vidente? ¿Es que no reflexionáis?

51. Y advierte con él [el Corán] a aquellos que temen ser congregados ante su Señor que no tendrán fuera de Él protector ni intercesor alguno; para que así teman a Allah.

52. No rechaces a quienes invocan a su Señor por la mañana y por la tarde anhelando Su rostro [y complacencia], porque hacerlo sería injusto. A ti no te corresponde pedirles cuentas de sus obras ni a ellos tampoco pedirte cuenta de las tuyas, como para rechazarles.

53. Así es como los pusimos a prueba [guiando a los pobres antes que a los ricos], para que dijesen: ¿Son éstos a quienes Allah ha agraciado de entre nosotros? Y Allah sabe mejor que nadie quiénes Le agradecen [por haber sido guiados].

54. Cuando se presenten ante ti aquellos que creen en Nuestros signos diles: ¡La paz sea con vosotros! Vuestro Señor ha decretado que Su misericordia esté por encima de Su ira. Quien de vosotros cometa una falta por ignorancia, y luego se arrepienta y enmiende, [sepa] que ciertamente Él es Absolvedor, Misericordioso.

55. Y así es como evidenciamos los signos para señalar el camino de los pecadores.

56. Diles: Se me ha prohibido adorar a aquello que invocáis en lugar de Allah, y no seguiré vuestras pasiones, porque [de hacerlo] me extraviaría y no me contaría entre los encaminados.

57. Diles: Yo sigo la evidencia que proviene de mi Señor, más vosotros la desmentís. Lo que pedís que pronto os acontezca [el castigo] no está en mis manos. La decisión pertenece sólo a Allah. Él juzga con la verdad, y es el mejor de los jueces.

58. Diles: Si lo que pedís que pronto os acontezca hubiese estado en mis manos ya se os habría juzgado. Allah conoce mejor que nadie a los inicuos.

59. Él posee las llaves de lo oculto y nadie más que Él las conoce. Sabe lo que hay en la tierra y en el mar. No hay hoja que caiga que Él no lo sepa, ni grano en el seno de la tierra, o algo que esté verde o seco sin que se encuentre registrado en un libro evidente.

60. Él es quien toma vuestras almas de noche [cuando dormís] y os la devuelve al despertar, y sabe lo que hacéis [durante el día]. Así hasta que se cumpla el plazo prefijado para vuestra muerte, luego volveréis a Él y os informará de lo que hacíais.

61. Y Él tiene total dominio sobre Sus siervos. Envía a vosotros Ángeles custodios hasta que os llega la muerte, y entonces Nuestros enviados [los Ángeles de la muerte] se encargan de recoger vuestras almas y no olvidan nada [de lo que les hemos ordenado].

62. Luego serán devueltos a Allah, su verdadero Señor. ¿Acaso no será Él Quien os va a juzgar? Él es el más rápido en ajustar cuentas.

63. Pregúntales: ¿Quién otro sino Allah puede salvaros de las tinieblas de la tierra y del mar [cuando viajáis]? Le invocáis en público y en secreto, y decís: Juramos que si nos salvas de ésta, seremos agradecidos.

64. Diles: Solamente Allah os puede librar de ésta y de toda otra aflicción, pero luego de haberos librado, volvéis a asociarle copartícipes.

65. Diles: Él tiene poder para enviaros un castigo [que os llegue] del cielo o de la tierra, o dividiros en sectas y hacer que padezcáis vuestra mutua violencia [enfrentándoos unos a otros]. Observa cómo evidenciamos los signos para que entiendan.

66. Tu pueblo negó la autenticidad [del Corán] pese a ser la Verdad. Diles : Yo no he sido enviado para velar por vuestras obras.

67. Todo lo que os he anunciado ocurrirá en su debido tiempo. ¡Ya veréis!

68. Cuando veáis que se burlan de Nuestros signos, no os quedéis reunidos junto a quienes lo hacen hasta que cambien de conversación. Pero si Satanás os hace olvidar [y permanecéis con ellos], tan pronto como lo recordéis no permanezcáis reunidos con los inicuos.

69. A los piadosos no les corresponde pedirles cuentas de sus obras [a quienes se burlan], pero sí recordarles [llamándolos a la reflexión] para que teman a Allah.

70. Apártate de quienes toman su religión como juego y diversión, y están alucinados por la vida mundanal. Exhorta con él [el Corán] para que nadie obre mal y merezca ser castigado por lo que cometió. No tendrán fuera de Allah protector ni intercesor. Y aunque ofrezcan toda clase de rescate [para salvarse del castigo] no se les aceptará. Ésos serán quienes merezcan el castigo por lo que cometieron. Se les dará de beber un líquido hirviendo, y tendrán un castigo doloroso por no haber creído.

71. Di: ¿Acaso invocaremos en lugar de Allah lo que no puede beneficiarnos ni perjudicarnos, volviendo así sobre nuestros pasos después que Allah nos ha guiado; haciendo como aquel a quien los demonios han seducido y transita desorientado por la Tierra a pesar de tener compañeros que le llaman a la guía diciéndole: Ven con nosotros? Di: Ciertamente la guía de Allah es la verdadera guía, y nos ha sido ordenado someternos al Señor del Universo.

72. Haced la oración prescrita y temedle, y es ante Él que seréis congregados.

73. Y Él es Quien creó los cielos y la Tierra con un fin justo y verdadero, y [la reproducirá] el día que diga: ¡Sé!, y sea [el Día de la Resurrección ]. Su palabra es la Verdad. Suya será la soberanía el día que se sople la trompeta. Él es el conocedor de lo oculto y de lo manifiesto, y Él es Sabio y está informado de lo que hacéis.

74. Y recuerda cuando Abraham le dijo a su padre Âzar : ¿Tomas a los ídolos por divinidades? Veo que tú y tu pueblo están en un extravío evidente.

75. Y así fue como le mostramos a Abraham las maravillas de los cielos y de la Tierra , para que fuera de los que creen con certeza.

76. Y al llegar la noche vio una estrella [y con el fin de hacer que su pueblo reflexionase les dio ejemplos que ellos podían entender] y les dijo: ¡Éste es mi Señor! Pero cuando desapareció exclamó: No adoro a los que se ausentan.

77. Luego, al ver la Luna aparecer dijo: ¡Éste es mi Señor! Pero cuando desapareció exclamó: Si no me guía mi Señor me contaré entre los extraviados.

78. Y cuando vio salir el Sol dijo: ¡Éste es mi Señor, éste es más grande aún! Pero cuando desapareció exclamó: ¡Oh, pueblo mío! Soy inocente de lo que Le asociáis.

79. Me consagro a Quien creó los cielos y la Tierra , soy monoteísta y no de los que Le asocian copartícipes.

80. Pero su pueblo le refutó, y él dijo: ¿Me discutís acerca de [la unicidad de] Allah siendo que Él me ha guiado? No temo que lo que Le asociáis [pueda perjudicarme en algo], sólo podrá ocurrirme lo que mi Señor quiera. Mi Señor abarca todo en Su conocimiento. ¿Es que no recapacitáis?

81. ¿Y cómo podría temerle a lo que Le asociáis, cuando vosotros no teméis haberle asociado a Allah [atribuyéndole copartícipes] sin que se os haya enviado ningún fundamento para ello? Entonces ¿Cuál de los dos grupos tiene más motivo para temer? Respondedme si es que lo sabéis.

82. Quienes crean y no desacrediten su fe con ninguna injusticia [idolatría] serán quienes estarán a salvo, y son ellos los encaminados.

83. Y ésta es Nuestra prueba; se la proporcionamos a Abraham para que argumente contra su pueblo. Así elevamos la condición de quien queremos; ciertamente tu Señor es Sabio, Omnisciente.

84. Y le agraciamos con Isaac y Jacob, a quienes guiamos. A Noé le guiamos antes que él. Y de sus descendientes [guiamos] a David, Salomón, Job, José, Moisés y Aarón; y así es como recompensamos a los benefactores.

85. Y a Zacarías, Juan, Jesús y Elías; todos ellos se contaron entre los justos.

86. Y a Ismael, Eliseo, Jonás y Lot; a todos ellos les distinguimos entre los hombres.

87. Y también distinguimos a algunos de sus antepasados, descendientes y hermanos, y les guiamos por el sendero recto.

88. Ésta es la guía de Allah, guía con ella a quien Él quiere de entre Sus siervos. Pero si hubieran sido de los que Le asocian copartícipes a Allah, todas sus obras habrían sido en vano.

89. Éstos son a quienes les hemos revelado los Libros, y agraciado con la sabiduría y la profecía. Y si [la gente de La Meca] no creen en ello, [sepan que] hemos depositado la fe en otros que sí creen.

90. Éstos son los que Allah ha guiado; sigue, pues, su ejemplo. Y diles [a la gente de La Meca]: No os pido remuneración alguna a cambio, [el Corán] es un Mensaje para la humanidad.

91. [Los judíos] No valoraron ni enaltecieron a Allah como merece, y dijeron: Allah no ha revelado nada a ningún hombre. Diles: ¿Quién ha revelado el Libro que trajo Moisés como luz y guía para los hombres, y el cual copiáis en pergaminos y dais a conocer [lo que queréis de él], pero ocultáis una gran parte? Se os enseñó [en el Corán] lo que vosotros ni vuestros padres sabíais. Di: Fue Allah [Quien lo reveló], y luego déjales que continúen con sus burlas.

92. Y éste [el Corán] es un Libro bendito que revelamos en confirmación de los Libros anteriores, y para que adviertas a la Madre de las Ciudades [La Meca] y a quienes viven en todos sus alrededores [el resto de la humanidad]. Quienes creen en la otra vida creen en él y no descuidan la oración prescrita.

93. No hay nadie más inicuo que quien inventa mentiras acerca de Allah o dice: He recibido una revelación, cuando en realidad no se le ha revelado nada, o dice: Revelaré algo similar a lo que Allah ha revelado. Si pudieras ver [¡Oh, Muhammad! lo terrible que será] cuando los inicuos estén en la agonía de su muerte y los Ángeles extiendan las manos [para atormentarles, y les digan]: Dejad vuestras almas. Hoy se os retribuirá con un castigo denigrante por haber inventado mentiras acerca de Allah y haberos ensoberbecido desmintiendo Sus signos.

94. [Se les dirá:] Os habéis presentado ante Mí solos, y [desnudos] como estabais al nacer. Y tuvisteis que dejar atrás [en la vida mundanal] lo que os concedimos [de bienes materiales]; y no vemos que estén con vosotros los intercesores que pretendíais eran socios [de Allah en la adoración, y que intercederían por vosotros]. Se ha roto vuestro vínculo [con ellos] y desvanecido aquello que creíais.

95. Por cierto que Allah hace que germinen el grano y el hueso del dátil, y hace surgir lo vivo de lo muerto y lo muerto de lo vivo. ¡Ése es Allah! ¡Cómo podéis desviaros!

96. Hace que el alba despunte, dispuso que la noche sea para descansar, e hizo que el Sol y la Luna os sirvan para computar [el tiempo]. Esto es el decreto del Poderoso, Omnisciente.

97. Y Él es Quien ha creado las estrellas para que vosotros podáis guiaros con ellas [cuando os encontráis viajando] en las tinieblas de la tierra y del mar. Por cierto que hemos evidenciado los signos para quienes reflexionan.

98. Y Él es Quien os ha creado [a partir] de un solo ser; y [entre vosotros] hay quienes ya se encuentran en el vientre materno y quienes todavía no han sido engendrados. Por cierto que hemos evidenciado los signos para quienes entienden.

99. Y hemos hecho descender agua del cielo con la cual hacemos brotar toda clase de vegetación, y de ella resulta la cosecha de la cual producimos granos espigados. Y de los brotes de la palmera hacemos salir racimos de dátiles al alcance de la mano. Y [también hacemos brotar] plantaciones de vides, olivos y granados, [todos de aspecto] parecido pero [de frutos con sabores] diferentes. Observad cómo es su fruto cuando aparece y luego cuando madura; ciertamente que en esto hay signos para quienes creen.

100. Y asocian a los genios con Allah [en la adoración], siendo que Él es Quien los ha creado [a los genios]. Y Le atribuyen hijos e hijas, sin comprender lo que hacen. ¡Glorificado sea Allah! Allah está por encima de lo que Le asocian.

101. Originador de los cielos y de la Tierra. ¿Cómo podría tener un hijo si no tiene compañera y Él es Quien ha creado todo? Él tiene conocimiento de todas las cosas.

102. ¡Ése es Allah, vuestro Señor! No hay más divinidad que Él, Creador de todas las cosas. Adoradle, pues. Él es el protector de todas las cosas.

103. No puede ser visto [en esta vida], pero Él sí puede ver [a Sus siervos]; y Él es Sutil y está informado de cuánto hacéis.

104. Por cierto que habéis recibido evidencias de vuestro Señor. Quien las aprecie lo hará en beneficio propio, pero quien se enceguezca y no las aprecie sufrirá las consecuencias [de su extravío]; yo no soy vuestro custodio [sólo se me ha encomendado transmitir el Mensaje].

105. Así es como evidenciamos los signos y los aclaramos a quienes los entienden; pero dicen [los incrédulos de La Meca]: Lo has aprendido [de los Libros revelados anteriormente].

106. Aférrate a lo que te ha sido revelado por tu Señor, no hay más divinidad que Él, y apártate de quienes Le asocian copartícipes.

107. Y si Allah hubiera querido no Le hubieran asociado nada. No te hemos enviado como guardián, ni protector de ellos.

108. No insultéis a quienes invocan a otras [divinidades] en lugar de Allah, no sea que reaccionen hostilmente e insulten a Allah sin tener conocimiento [acerca de lo que dicen]. Así es como hemos hecho que parezcan buenas sus obras a cada pueblo, más finalmente todos comparecerán ante Él y les informará de lo que hacían.

109. Y [los incrédulos de La Meca] juraron seriamente por Allah que de llegarle uno de los signos [que pidieron] creerían. Diles: Sólo Allah dispone de los signos. Y ¿qué os hace pensar [¡Oh, creyentes!] que aún cuando les llegara [el signo que pedían] creerían?

110. Y sellamos sus corazones y sus ojos como la primera vez, cuando no creyeron, y les dejamos desorientados en su extravío.

111. Aunque les hubiésemos enviado los Ángeles o hecho que los muertos les hablasen, o hubiésemos reunido todas las cosas enfrente de ellos [como lo que pidieron] no habrían creído, a menos que Allah lo hubiera querido. Sin embargo la mayoría de ellos lo ignoran.

112. Y al igual que a ti, hicimos que cada Profeta tuviera enemigos que se revelaban de entre los hombres y los genios, y que se susurraban mutuamente hermosos discursos para desviar a los hombres. Pero si tu Señor hubiera querido no lo habrían hecho. Apártate, pues, de ellos y sus mentiras.

113. Que se inclinen hacia ello [el desvío al que incitan con sus susurros] los corazones de quienes no creen en la otra vida, que estén contentos por ello y que sigan obrando de esa manera [que ya serán castigados].

114. ¿Acaso podrían procurar otro juez que no sea Allah, siendo Él Quien os ha revelado el Libro detallado [en el que se aclaran todas las cosas]? Aquellos a quienes les concedimos el Libro [ la Torá ] saben que éste [el Corán] ha sido revelado por tu Señor con la Verdad. No seas, pues, de los que dudan.

115. La Palabra de tu Señor [el Corán] es completamente cierta y justa. Nadie puede alterar la Palabra de Allah, Él es Omnioyente, Omnisciente.

116. Si obedecieras a quienes son mayoría en la Tierra [los incrédulos] te extraviarían del sendero de Allah. Ellos sólo siguen conjeturas, y no hacen más que suponer.

117. Ciertamente tu Señor sabe mejor que nadie quién se extravía de Su camino y quiénes siguen la guía.

118. Comed de lo que [al momento de su degüello] se ha mencionado el nombre de Allah, si creéis en Sus normas.

119. ¿Por qué no habríais de comer de lo que [al momento de su degüello] se ha mencionado el nombre de Allah, cuando Él ya os ha detallado lo que os está prohibido [comer], salvo en caso de extrema necesidad? Ciertamente muchos se extravían por seguir sus pasiones por ignorancia, pero Allah conoce mejor que nadie a los transgresores.

120. Apartaos del pecado, tanto en público como en privado. Por cierto que quienes cometan pecados serán castigados por lo que hicieron.

121. Y no comáis de lo que [al momento de su degüello] no se ha mencionado el nombre de Allah, pues hacerlo es un desvío. Por cierto que los demonios inspiran a sus secuaces [los incrédulos] para que os discutan [acerca de la carne del animal muerto por causa natural, si es lícita o no]; y si les seguís [en su idolatría] os contaréis entre quienes Le asocian copartícipes a Allah.

122. ¿Acaso quien estaba muerto [de corazón, perdido en la incredulidad] y le dimos vida [guiándole], y le proporcionamos una luz con la cual transita entre la gente es igual a aquel que se encuentra entre tinieblas y no puede salir de ellas? Les hemos hecho creer que sus obras eran buenas [y no pueden darse cuenta de su error].

123. Y del mismo modo dispusimos que en cada ciudad [la mayoría de] sus delincuentes fueran sus dirigentes, para que intriguen [y traten de desviar a la gente]. Pero sin advertirlo, lo único que logran con sus intrigas es causarse daño a sí mismos.

124. Y cuando se les presenta un signo dicen: No creeremos hasta que se nos conceda lo mismo que le ha sido concedido a los Mensajeros de Allah. Pero Allah sabe mejor que nadie en quién confiar Su Mensaje. Los pecadores serán humillados ante Allah y castigados severamente por haber intrigado.

125. A quien Allah quiere guiar le abre el corazón para que acepte el Islam [el sometimiento a Él]. En cambio, a quien Él quiere extraviar le oprime fuertemente el pecho como si subiese a un lugar muy elevado [impidiendo que la fe entre en su corazón]. Así es como Allah hace que Satanás domine a los incrédulos.

126. Y éste es el sendero recto de tu Señor; y por cierto que hemos evidenciado los signos para quienes recapacitan.

127. Y ellos tendrán una morada donde reinará la paz [el Paraíso] junto a su Señor, Quien es su Protector, como recompensa por sus obras.

128. Y el día que Él les congregue a todos y les diga: ¡Oh, genios! Llevasteis a la perdición a muchos hombres. Y sus secuaces de entre los hombres exclamen: ¡Señor nuestro! Nos hemos beneficiado mutuamente, y se ha cumplido el plazo que fijaste [para nuestra muerte]. Les dirá: El Fuego será vuestra morada y sufriréis allí eternamente, salvo para quien Allah disponga otra cosa; ciertamente tu Señor es Sabio, Omnisciente.

129. Y así es como hacemos que los inicuos sean unos secuaces de otros.

130. [Y se les preguntará:] ¡Oh, genios y hombres! ¿Acaso no se presentaron ante vosotros Mensajeros para transmitiros Mis leyes y advertiros de este día en el que os encontráis? Responderán: Sí; y atestiguamos en nuestra contra. La vida les alucinó, y reconocerán su incredulidad.

131. Esto es porque tu Señor jamás destruiría a ningún pueblo que haya obrado injustamente sin antes haberles enviado Mensajeros que les adviertan.

132. Cada uno será retribuido conforme a lo que hizo; y tu Señor no está desatento a lo que hacen.

133. Tu Señor es Opulento y Misericordioso. Si quisiera, os exterminaría y os haría suceder por quienes Le plazca, del mismo modo que a vosotros os hizo surgir de la descendencia de otro pueblo.

134. Ciertamente lo que se os ha prometido ocurrirá, y no podréis escapar de ello.

135. Diles: ¡Oh, pueblo mío! Obrad como os plazca que yo lo haré como Allah me ordena; y pronto sabréis para quién será el Paraíso. Por cierto que los inicuos no tendrán éxito.

136. Y destinaron para Allah una parte de la cosecha y del ganado, que Él mismo ha creado [y otra parte para sus ídolos]; y decían, según lo que inventaban: Esto es para Allah, y esto para nuestros ídolos. Y lo que ellos destinaban para sus ídolos si se mezclaba con lo que habían destinado para Allah lo dividían nuevamente [y no lo dejaban para Allah], y lo que ellos destinaban para Allah si se mezclaba con lo que era para sus ídolos no lo dividían nuevamente [y lo dejaban para sus ídolos]. ¡Qué mal es lo que hacían!

137. Así es como a muchos de los que Le asociaban a Allah otras divinidades, éstas les hicieron creer que era bueno que mataran a sus hijos, y de esta forma llevarles a la perdición y confundirles su religión. Pero si Allah hubiera querido no lo habrían hecho; aléjate, pues, de ellos y de sus mentiras.

138. Y decían, según lo que inventaban: Este ganado y esta cosecha están vedados [consagrados a sus ídolos] y nadie, excepto quien nosotros queramos, puede comer de ello, y este otro ganado está vedado para la carga [denominado por ellos Hâm ]. Y también había otros ganados a los que no mencionaban el nombre de Allah [al momento de su degüello, sino a sus ídolos]; y todo esto era una mentira inventada acerca de Allah. Pero Él les castigará por sus mentiras.

139. Y decían: Lo que se encuentra en el vientre de estos ganados [refiriéndose a la cría] es exclusivamente para nuestros varones y está vedado a nuestras esposas. Y si una de sus crías nace muerta, entonces ambos [hombres y mujeres] pueden comer de ella. Allah les castigará por sus mentiras, Él es Sabio, Omnisciente.

140. Por cierto que han perdido quienes mataron a sus hijos por necedad e ignorancia, y vedaron lo que Allah les había proveído, inventando mentiras acerca de Él. Ciertamente estaban extraviados y no siguieron la guía.

141. Él es Quien ha creado huertos, unos con plantas rastreras y otros con plantas que crecen hacia lo alto, [y ha creado también] las palmeras, las plantas de diferentes frutos, los olivos, y los granados; [todos de aspecto] parecido pero [de frutos con sabores] diferentes. Comed de sus frutos cuando maduren, pero pagad lo que corresponda por ellos [de Zakât ] el día de la cosecha; y no derrochéis, porque Allah no ama a los derrochadores.

142. Y [creó para vosotros] entre los ganados, algunos que sirven para la carga y otros no [pero sirven para obtener leche, carne y lana]. Comed de lo que Allah os ha proveído, y no sigáis los pasos de Satanás, ciertamente él es para vosotros un enemigo declarado.

143. Cuatro parejas de reses [conforman los ganados de los cuales os podéis alimentar]: del ovino dos [oveja y carnero] y del cabrío dos [cabra y macho cabrío]. Diles: ¿Qué os ha prohibido [Allah], los dos machos, las dos hembras, o lo que se encuentra en el vientre de las dos hembras? Fundamentadme lo que decís, si sois sinceros.

144. Y de los camélidos dos [camella y camello] y del bovino dos [vaca y toro]. Diles: ¿Qué os ha prohibido [Allah], los dos machos, las dos hembras, o lo que se encuentra en el vientre de las dos hembras? ¿Acaso estuvisteis presentes cuando Allah os prescribió esto? No hay nadie más inicuo que aquél que inventa mentiras acerca de Allah sin fundamentos para desviar a los hombres. Ciertamente Allah no guía a los inicuos.

145. Di: No encuentro en lo que me ha sido revelado otra cosa que se prohíba comer salvo la carne del animal muerto por causa natural, la sangre derramada, la carne de cerdo porque es una inmundicia vedada, y la carne de todo animal que por desvío haya sido sacrificado invocando otro nombre que no sea el de Allah. Y quien [en caso extremo por hambre] se vea forzado [a ingerir algo de lo vedado] pero sin intención de pecar o excederse, que sepa que tu Señor es Absolvedor, Misericordioso.

146. Y a los judíos les prohibimos los animales de pezuñas partidas, y la grasa de ganado bovino y ovino, excepto la [grasa] que tengan en los lomos, en las entrañas, o adheridas a los huesos. Esto es en castigo a su rebeldía, y ciertamente somos sinceros [en lo que decimos y prometemos].

147. Y si te desmienten diles: Vuestro Señor es inmensamente Misericordioso, pero si su castigo azota a los pecadores, éste no podrá ser apartado.

148. Quienes Le asociaron copartícipes a Allah dirán: Si Allah hubiese querido no Le habríamos asociado nada y no habríamos vedado nada, al igual que nuestros padres. Así es como desmintieron a los [Mensajeros] que les precedieron, hasta que sufrieron Nuestro castigo. Pregúntales: ¿Acaso tenéis algún argumento que podáis exponer contra nosotros? Sólo seguís conjeturas, y no hacéis más que suponer.

149. Di: Es Allah quien posee la Verdad absoluta, y si hubiera querido os habría guiado a todos vosotros.

150. Di: Traed a vuestros testigos, que [según decís] atestiguan que Allah os lo ha prohibido. Si atestiguan no aceptes su testimonio, y no sigas las pasiones de quienes desmintieron Nuestros signos, no creen en la otra vida y asocian copartícipes a su Señor.

151. Diles: Venid que os informaré lo que vuestro Señor os ha prohibido: No debéis asociarle nada y seréis benevolentes con vuestros padres, no mataréis a vuestros hijos por temor a la pobreza, Nosotros Nos encargamos de vuestro sustento y el de ellos, no debéis acercaros al pecado, tanto en público como en privado, y no mataréis a nadie que Allah prohibió matar, salvo que sea con justo derecho. Esto es lo que os ha ordenado para que razonéis.

152. No os apropiaréis de los bienes del huérfano si no es para su propio beneficio [del huérfano] hasta que alcance la madurez; mediréis y pesaréis con equidad. No imponemos a nadie una carga mayor de la que puede soportar. Cuando habléis [para declarar o decir algo] deberéis ser justos, aunque se trate en contra de un pariente, y cumpliréis vuestro compromiso con Allah. Esto es lo que os ha ordenado para que recapacitéis.

153. Y éste es mi sendero recto, seguidlo pues. Y no sigáis otros caminos, porque si lo hacéis, éstos os dividirán y desviarán de Su camino. Esto es lo que os ha ordenado para que Le temáis.

154. Y [luego, diles también que] le revelamos a Moisés el Libro [ la Torá ] para completar la gracia que le concedimos [a sus seguidores] por haber obrado correctamente, y para que aclare todas las cosas y sea una guía y misericordia, y para que éstos [los Hijos de Israel] creyeran en el encuentro con su Señor.

155. Y éste [el Corán] es un Libro bendito que hemos revelado para que os atengáis a sus preceptos y os guardéis [con él de la incredulidad], que así se os tendrá clemencia.

156. Y para que no digáis: Sólo dos comunidades anteriores a nosotros recibieron la revelación, y no pudimos leerla ni tampoco obrar según ella [porque no conocemos su idioma].

157. O digáis: Si hubiéramos recibido la revelación, habríamos seguido la guía mejor que ellos. Por cierto que ya os llegó de vuestro Señor la evidencia [el Corán], como guía y misericordia [para quienes la sigan]. ¿Acaso hay alguien más inicuo que quien desmiente los signos de Allah y se aparta de ellos? Retribuiremos a quienes se apartan de Nuestros signos con el más severo castigo.

158. ¿Acaso esperan que vengan a ellos los Ángeles [para tomar sus almas], o encontrarse con su Señor [el Día del Juicio], o presenciar el signo [que indique la inminente llegada del Día del Juicio]? El día que vean el signo de tu Señor, a ningún alma le servirá creer o arrepentirse si no lo hizo antes. Diles: Seguid esperando que Nosotros también lo hacemos.

159. Tú no eres responsable de quienes dividieron su religión y formaron sectas. Allah se hará cargo de ellos, y Él les informará de lo que hacían.

160. Quienes presenten una buena obra [el Día del Juicio] serán recompensados como si hubiesen hecho diez obras buenas. En cambio, la mala obra será computada como una y se castigará conforme a ella, y nadie será oprimido.

161. Diles: Por cierto que mi Señor me ha guiado por el camino recto, que es el de la verdadera adoración y el de la religión monoteísta de Abraham, quien no se contaba entre los que Le asociaban copartícipes a Allah.

162. Diles: Por cierto que mi oración, mi oblación, mi vida y mi muerte pertenecen a Allah, Señor del Universo,

163. Quien no tiene copartícipes. Esto es lo que se me ha ordenado creer, y soy el primero [de esta nación] en someterse a Allah.

164. Diles: ¿Acaso podría adorar otro que no fuese Allah, cuando es Él el Creador de todo? Cualquier pecado que alguien cometa es en detrimento propio, y nadie cargará con los pecados de otro. Luego, volveréis a vuestro Señor y Él os informará acerca de vuestras discrepancias.

165. Y Él es Quien ha hecho que os sucedáis unos a otros en la Tierra , y ha agraciado a unos más que a otros para probaros con ello. Ciertamente tu Señor es rápido en castigar, pero también es Absolvedor, Misericordioso.

En Inglés, Transliterado y Arabe